En directo
    Medioambiente
    URL corto
    0 65
    Síguenos en

    Si pensaba que las corridas de toros eran crueles, espere a leer esta lista. A continuación, las festividades más radicales del mundo en lo relativo al maltrato animal.

    Festival del horror canino

    Los residentes de la ciudad de Yulin, en China, se reúnen temprano durante el solsticio de verano para conmemorar el día más largo del año. En estas reuniones, cientos de perros son asesinados. Los cadáveres de los canes son pelados y colgados de ganchos en puestos callejeros o apilados en mesas. La fiesta continúa con un banquete de carne canina y licor. Según informa Schnauzi, supuestamente la tradición de consumir esta siniestra comida ayudará a que la gente esté más saludable durante el invierno.

    Todos los años, varias asociaciones de protección animal intentan sabotear el festival. En ocasiones lo logran. En 2011 consiguieron que se cancelaran las matanzas de perros en la provincia de Zhejiang.

    Bulgaria, el peor amigo del perro

    Gato de raza británica
    © Sputnik / Владимир Песня
    En el pueblo de Brodilovo, cerca de Sofía, cada 6 de marzo se realiza 'el giro del perro', una celebración supersticiosa que, supuestamente, predice la calidad de la cosecha anual. En los días previos al ritual, a los perros de este pueblo se les da una gran cantidad de alimento y se les tapona el ano para impedirles eliminar la ingesta. Cuando llega el día del evento, les quitan el tapón y los enrollan con una cuerda alrededor del cuerpo para colgarlos sobre un río helado mientras giran.

    Al tiempo que el animal da vueltas en el aire despide materia fecal hasta que la cuerda se desenrolla por completo. Luego cae al agua helada. Según la tradición, cuantos más excrementos produzca el perro, mejores serán las cosechas ese año en el pueblo. Los pobladores creen además que este ritual ayuda a prevenir la rabia y alejar a los malos espíritus. El rito había sido prohibido en 2006, cuando Bulgaria ingresó a la Unión Europea. Pero en algunos lugares volvieron a autorizar esta fiesta para atraer a turistas y reactivar la economía.

    En España no solo hay corridas, sino también toro en llamas

    El Toro Júbilo, informa Semana, es una fiesta que se desarrolla del 13 al 15 de noviembre en las calles de Medinaceli, Soria (Castilla y León).

    Siguiendo una tradición que data del siglo XVI, se inmoviliza al toro y se le recubren los cuernos con material inflamable para que arda durante horas. El fuego asusta al toro, que trata de apagar las llamas, pero el líquido inflamable se lo impide, sufriendo quemaduras en la cara, ojos y lomo.

    Este tipo de celebraciones también son populares en la Comunidad Valenciana, donde más de 140 municipios las incluyen en sus festejos.

    Marea roja, pero de sangre

    Desde hace más de 1.200 años, en las zonas costeras de las islas Feroe (Dinamarca), cada primavera, cuando los delfines calderones se acercan a las costas, los jóvenes daneses los asesinan. Este sangriento ritual es una costumbre en la que los adolescentes celebran el paso a la adultez. La matanza despiadada de miles de delfines tiñe las aguas de rojo.

    Los jinetes de los gansos sin cabeza

    En ciertos pueblos de Bélgica, Países Bajos, Alemania y España existe una tradición del siglo XVII que consiste en colgar de las patas a los gansos en la plaza del pueblo. A continuación pasan jinetes a toda velocidad e intentan arrancarles la cabeza. Si logran su cometido, las amputaciones son quemadas y los participantes se quedan con el resto del animal.

    En una variación, en algunos poblados cuelgan a los pájaros desde los puentes y los verdugos pasan por debajo y se tiran al agua para alcanzar el trofeo. Hasta 1986, los animales estaban sedados pero vivos, desde entonces son sacrificados horas antes.

    Judas fue un traidor y los animales pagan

    En algunos municipios de España, como Robledo de Chavela, la Semana Santa se celebra de una forma brutal. En estos sitios, cada 21 de mayo, después de la eucaristía del Sábado Santo, los jóvenes acuden a la plaza del pueblo y lanzan piedras contra un muñeco colgado que simboliza a Judas, relleno con gatos, palomas y ardillas, que suelen morir tras los impactos recibidos.

    Además:

    24 de abril, Día Internacional del Animal de Laboratorio
    El nacimiento de un bebé panda y otras noticias del mundo animal
    Etiquetas:
    maltrato de animales, Dinamarca, Alemania, Bélgica, Bulgaria, España, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook