Widgets Magazine
En directo
    Dicen y Diremos

    Amistades peligrosas

    Dicen y Diremos
    URL corto
    Dmitri Polikárpov
    0 70

    Esta semana hablaremos de cómo un artículo del reputado diario estadounidense The New York Times ha comprometido la seguridad nacional de Estados Unidos en un tema tan sensible como ciberguerras.

    Varios medios internacionales en miles de ocasiones han acusado a Rusia de estar detrás de ciberataques contra Washington y varios países europeos. Gracias a The New York Times nos hemos enterado de que la Casa Blanca tiene desde 2012 sondas de reconocimiento en las redes eléctricas rusas. Más aun, nos hemos enterado de que Washington lo ve como una retaliación por la presunta intromisión rusa en las elecciones presidenciales en Estados Unidos celebradas en 2016.

    Te puede interesar: Fallos de memoria

    Así de claro lo explicó el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, quien afirmó que el propósito de estas actividades es comunicarle a Rusia o a cualquier país que si están involucrados en "operaciones cibernéticas" contra Washington, "pagarán un precio muy alto".

    La pregunta clave que se perfila a The New York Times es: ¿realmente se dan cuenta de lo que han hecho?

    La respuesta la tiene, al parecer, el propio presidente estadounidense Donald Trump. "Trump arremete contra NYT por publicación sobre ciberguerra", titula Telesur a una de sus crónicas sobre el tema.

    Es muy espectacular que Trump sea la única persona que haya desmentido esta noticia. También es muy sintomático que mientras la esté desmintiendo, su asesor de Seguridad Nacional Bolton dice justo lo contrario afirmando que efectivamente hay un "mensaje" a Rusia.

    Pues, el Gobierno ruso no tardó en reaccionar a ese "mensaje" aprovechando el "regalo" de The New York Times para recordar que si el artículo dice la verdad Estados Unidos lleva a cabo, sin hacer ningún secreto de ello, unas actividades de las que ha estado acusando a Rusia durante los últimos tres años.

     "Moscú: 'Si alguien en EE.UU. lleva a cabo ciberataques contra nuestra red eléctrica sin informar a Trump, sería señal de una ciberguerra'", titula a una de sus crónicas la RT.

    La investigación del NYT que desató la furia de Trump, sostiene que la inteligencia estadounidense ha intensificado ataques en línea contra las redes de suministro eléctrico de Rusia. Sea cual sea la verdad la situación parece absurda.

    Porque si es verdad, desvelarlo realmente significa una alta traición y merece una investigación por parte de los servicios especiales. Y si no es verdad, es una locura inventarlo porque pone de manifiesto el hecho de que Estados Unidos critica a Rusia por sus presuntas "intromisiones" no porque las considere ilegales, sino porque lo que está permitido a Washington no está permitido a ningún otro país del mundo.

    Además: Putin: Moscú esperará a que Washington esté listo para retomar el diálogo

    Sin embargo, parece que lo que dice The New York Times es verdad… En este caso efectivamente se trata de una "alta traición", o bien de una estupidez. Porque significa revelar una información muy sensible, una actividad secreta de la que normalmente no se suele hacer mucha publicidad.

    Lo que sorprende en toda esta historia no es solo que un importante medio de comunicación haya publicado una información secreta, sino también la reacción en general de los medios internacionales a esta noticia.

    Uno podría esperar que suene alguna voz crítica que diga que lo que está haciendo Estados Unidos es ilegal, independientemente de si Rusia haga o no cosas parecidas. Pero nada de eso.

    A veces da la impresión de que algunos de nuestros colegas de los medios internacionales se han pasado un poco en sus ejercicios en el marco de las guerras de información y están viviendo en una realidad 100% propia.

    "Rusia sigue siendo un peligroso adversario", titula la CNN su entrevista con el analista político Al Cárdenas que cree que el miedo que los republicanos le tienen a China ha hecho que se olviden del peligro que sigue siendo Rusia. El analista dice que se preocupa por la amistad entre el presidente Trump y el presidente Putin, una amistad que Trump se niega a admitir.

    La pregunta clave es de qué amistad entre Trump y Putin está hablando el comentarista y además cuál es el resultado de esta amistad en relaciones bilaterales. 

    Una amistad totalmente clandestina e invisible, que no ha tenido efecto alguno. Además, el analista internacional Gabriel Aguirre considera que la política internacional de Washington seguirá siendo la misma con o sin Trump.

    Esta percepción parece mucho más realista que la del analista norteamericano que dice que está muy preocupado por la presunta amistad entre Putin y Trump. Sin embargo, la visión de Al Cárdenas actualmente es compartida por muchos en Estados Unidos.

    Consideran que no son los medios que amenazan a la seguridad nacional del país, ni las fuentes anónimas de los servicios de inteligencia que les conceden secretos del Estado, sino el presidente Trump.

    La principal amenaza, según ellos, es la gran amistad entre Trump y el presidente Putin, cosa que existe en la imaginación de los adversarios de Trump.

    Sin embargo, la periodista y analista Frida Ghitis considera que es preocupante el "apoyo que ha recibido Putin" de su homólogo estadounidense.

    Hay en este discurso una frase muy sintomática. "Miren, lo que está haciendo Rusia aquí y en otros países", dice la periodista de la CNN. ¿A qué se refiere nuestra colega?

    No te lo pierdas: El arma secreta de EEUU de la que Trump no sabe nada: "Sumir a Rusia en la oscuridad"

    Francamente da la impresión de que Frida Ghitis tiene información muy aproximada al respecto, que evidentemente ha encontrado en los medios de comunicación. Pero parece que tampoco necesita saberlo en detalle, porque necesita esta frase antes de nada para justificar lo que está haciendo su propio país, así como para condenarle a Trump por su presunta "amistad con Putin".

    Mientras tanto, lo que debería hacer Frida Ghitis es mirar con más detalle lo que está haciendo su propio país. Porque si lo que dice The New York Times es verdad y las estructuras estatales de Estados Unidos están realizando ciberataques contra la red de energía eléctrica rusa sin informar al presidente Trump, eso, según el portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov, podría significar que Estados Unidos está llevando a cabo una ciberguerra contra Rusia.

    Y no estamos hablando de una ciberguerra virtual que se lleve a cabo en los artículos de los medios de comunicación, sino de una guerra real llevada a cabo por agencias estatales.

    Etiquetas:
    Donald Trump, Vladímir Putin, Rusia, EEUU, ciberguerra
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik