Widgets Magazine
En directo
    El futbolista brasileño Richarlison celebra un gol durante un partido amistoso contra Catar

    Brasil sin alternativa: olvidar a Neymar y asumir el protagonismo en la Copa América

    © REUTERS / Adriano Machado
    Deporte
    URL corto
    Copa América de Brasil (95)
    0 0 0

    Mientras el entrenador Tite busca un reemplazo para el lesionado Neymar, Brasil se prepara con el único objetivo de salir campeón y volver a poner al seleccionado en la cima del continente. Una meta que se vuelve necesaria para enterrar las decepciones sufridas en los últimos años.

    La preparación de la selección brasileña para la Copa América sintió un cimbronazo a los 17 minutos del amistoso que este 5 de junio disputaba contra el combinado de Catar: intentando eludir a un rival, el tobillo derecho de Neymar se torció, provocando lo que finalmente se diagnosticó como una rotura de ligamentos.

    Un comunicado posterior de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) fue el corolario del mal momento del astro brasileño: el futbolista se perderá la Copa América y deberá someterse a una recuperación mientras enfrenta dos denuncias judiciales por la presunta violación de una joven y la difusión de material íntimo sobre ella.

    Si bien el amistoso contra uno de los invitados asiáticos demostró buen juego por parte de los brasileños, el entrenador Tite deberá ahora buscar un sustituto de Neymar. La tarea no es sencilla y se especula con que el refuerzo surja de la lista de 40 futbolistas que el entrenador había preseleccionado antes del torneo.

    El entrenador deberá esperar que la Conmebol certifique que Neymar sufrió una lesión 'grave' para poder concretar la sustitución en la lista de 23. De todas maneras, la prensa brasileña ya maneja como posibles reemplazos a los delanteros William, del Chelsea inglés, Lucas Moura, del Tottenham inglés o Vinicius Jr., del Real Madrid.

    Relacionado: El padre de Neymar asegura que el jugador es víctima de extorsión en acusación de violación

    ​Este último aparece como el que tiene mayor respaldo de los aficionados. Con tan solo 18 años, surgió en el Flamengo de Río de Janeiro y en julio de 2018 llegó al fútbol español para jugar en el Real Madrid Castilla, filial del Real Madrid. En septiembre debutó con el primer equipo madridista y al final de la temporada llevaba disputados 31 encuentros entre Liga, Copa del Rey y Liga de Campeones, con 4 goles convertidos.

    Con una popularidad creciente, el futbolista fue elegido en abril para presentar la nueva indumentaria alternativa que usará Brasil en la Copa América.

    ​Más allá de la ausencia de Neymar y de sus posibles sustitutos, la selección brasileña no tiene poco potencial ofensivo: en el amistoso contra Catar convirtieron los delanteros Richarlison, una de las nuevas figuras del fútbol brasileño y Gabriel Jesús. David Neres, del Ayax holandés, y Everton, del brasileño Gremio, también se muestran como interesantes piezas de recambio.

    En el mediocampo, la figura excluyente de la selección es Philippe Coutinho. Con mayor destaque en el Barcelona, el mediocampista se afirma como el conductor del equipo brasileño y tras la victoria ante Catar salió ovacionado por el público.

    Brasil completa un interesante equipo con los mediocampistas Casemiro, Arthur y Fernandinho o los experimentados laterales Daniel Alves y Filipe Luis. En la portería también tiene para escoger, entre Alisson, del Liverpool, y Ederson, del Manchester City.

    ​La selección brasileña tiene previsto un nuevo amistoso, esta vez con Honduras, antes del debut con Bolivia en el estadio Morumbí de Sao Paulo. Ese será el partido inaugural del torneo y el primero del Grupo A, que lo llevará a Salvador para enfrentar también a Venezuela y al Arena Corinthians para medirse con Perú.

    El grupo parece accesible y parecería razonable pensar en que Brasil estará en los cuartos de final, en una copa que encuentra al público brasileño ávido de que la selección absoluta vuelva a ganar un título.

    Es que, dejando de lado la medalla de oro obtenida por la selección Sub 23 en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro en 2016, Brasil no logra levantar un trofeo desde 2013, cuando se quedó con la Copa de las Confederaciones disputada en su territorio.

    Para una selección brasileña con tradición de campeona, la deshonrosa eliminación en el Mundial de Brasil de 2014, con aquel recordado 1-7 frente a Alemania, y las tempranas eliminaciones en cuartos de final de Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Rusia 2018 no dejan de poner presión sobre el representativo nacional.

    Las últimas ediciones de la Copa América tampoco fueron auspiciosas. Tras el bicampeonato en 2004 y 2007, Brasil fue eliminado por Paraguay en 2011 y 2015 y ni siquiera pasó la primera fase en la última Copa América Centenario.

    Vinculado: Argentina reúne a jóvenes e 'históricos' en un plantel que será una "incógnita" en Brasil

    Sí hay un antecedente positivo en la última Copa América que se jugó en Brasil: fue en 1989 y el local logró quedarse con el título al vencer a Uruguay.

    El nuevo torneo continental podría ser, entonces, una oportunidad para que la selección de Brasil se reencuentre con su público, que ya parece haber aprendido que ningún campeonato está ganado de antemano.

    Tema:
    Copa América de Brasil (95)
    Etiquetas:
    fútbol, Neymar, Copa América, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik