05:37 GMT +318 Noviembre 2018
En directo
    Un tanque ruso T-90

    ¿Para qué hunden un tanque ruso T-90 en una piscina? (vídeo)

    © Sputnik / Grigory Sysoev
    Defensa
    URL corto
    0 321

    Los carros de combate no deben temer a los obstáculos en su camino y a los proyectiles que lanzan contra ellos. Tampoco deben temer al agua, razón por la cual es necesario asegurarse de que este líquido vital no represente un peligro para ellos.

    El mayor fabricante de tanques rusos, Uralvagonzavod, tiene una manera particular de comprobar la 'impermeabilidad' de sus productos. Para ello eligen al azar carros de combate recién salidos de la cinta de producción y los sumergen en una piscina, como es el caso del T-90 en el vídeo.

    La piscina tiene cinco metros de profundidad y el vehículo blindado debe permanecer debajo del agua durante 20 minutos. Tres expertos son los encargados de realizar las pruebas: un representante del taller, uno de la fábrica y uno representante del Ministerio de Defensa.

    Para poder comprobar la situación que se vive dentro del tanque mientras está debajo del agua, las tres personas se meten dentro de él a través de un tubo especial.

    El tanque no debe ser perfectamente hermético, puesto que es admisible la entrada de hasta 100 litros de agua. Si la cantidad de líquido que se mete en el tanque no supera este volumen, la prueba se da por superada.

    La cantidad de agua se calcula tras sacar el tanque de la piscina: tiene unos orificios de drenaje especiales a través de los cuales sale todo el líquido.   

    Tema relacionado: Duras pruebas para los nuevos vehículos blindados de personal en el Lejano Oriente ruso

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    pruebas, armas, tanques, T-90, Rusia