07:30 GMT +320 Octubre 2018
En directo
    H-6K, bombardero chino

    El nuevo bombardero estratégico chino se prepara para despegar y "desafiar a EEUU"

    © AP Photo / Liu Rui/Xinhua
    Defensa
    URL corto
    7530

    El Hong-20, o H-20, un bombardero estratégico furtivo de nueva generación que ha estado en construcción durante más de una década, podría despegar muy pronto, informa el medio chino Global Times, que ha recabado datos de expertos militares y de la televisión oficial del país.

    La presentación pública del bombardero sugiere que podrían haber terminado de probar los sistemas de presión hidráulica, el suministro eléctrico y la aviónica, opina el analista militar Song Zhongping, consultado por el medio después de que la Televisión Central de China (CCTV) confirmara que el primer vuelo de prueba del H-20 ya se atisba en el horizonte.

    Según Song, "la nueva generación de bombarderos puede portar más bombas que los bombarderos H-6K anteriores, cuentan con la ventaja de ser furtivos y pueden atacar objetivos desde distancias muy largas".

    El Hong-20 podría mejorar las capacidades defensivas y ofensivas de la fuerza aérea de China y "permitir que el ejército disponga de una disuasión nuclear y convencional más fuerte", añadió.

    Más: Filtran las primeras imágenes de la futura apuesta china

    A pesar de que hay poca información disponible sobre el H-20, se sabe que el bombardero chino tiene la configuración de un ala volante, un diseño similar al B-2 Spirit estadounidense, y que puede transportar al menos 10 toneladas de armamento a una distancia de 8.000 km sin necesidad de reabastecerse.

    Los medios señalan que la función del Hong-20 es actuar como arma de ataque contra los grupos de portaviones de la Marina de EEUU.

    Con una carga completa de misiles de crucero CJ-10, que pueden transportar una ojiva convencional o nuclear, el avión podría brindarle a China una capacidad estratégica totalmente nueva para disuadir a posibles oponentes, señala Joseph Trevithick, periodista y colaborador del medio The Drive.

    Según Trevithick, los bombarderos también podrían ser herramientas críticas para defender los reclamos territoriales del gigante asiático en la región del Pacífico, especialmente en el mar de China Meridional. El Gobierno chino ya ha adoptado una postura más dura para establecer su control sobre la zona: uno de sus buques de guerra se acercó peligrosamente al destructor estadounidense de la clase Arleigh Burke en septiembre, observa Trevithick.

    "El H-20 también representaría una amenaza más general para EEUU en la región del Pacífico, puesto que daría a la Fuerza Aérea de China otra oportunidad para desafiar a las fuerzas navales estadounidenses de superficie, como los grupos de combate de portaviones, y a las principales bases aéreas y navales en tierra, incluida Guam", advierte el columnista.

    De acuerdo con Trevithick, el Ejército de EEUU ya se está preparando cada vez más para una situación en la que sus instalaciones podrían terminar destruidas o no estar disponibles por alguna razón. En este contexto, recientemente los bombarderos B-2 practicaron operaciones desde la remota Isla Wake por primera vez en la historia.

    "Revelar el H-20 ahora (…) busca prevenir que los países como EEUU interfieran en áreas como el mar del Sur de China", concluye.

    Tema relacionado: ¿Qué pasaría si un buque militar chino choca contra un buque estadounidense?

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    pruebas, bombardero, avión, H-20, EEUU, China