En directo
    Defensa
    URL corto
    10912
    Síguenos en

    Los misiles intercontinentales balísticos pesados R-36M Voevoda (Satanás, según la clasificación occidental) siguen siendo el arma que causa más dolores de cabeza a los especialistas en defensa antimisiles de EEUU, y Rusia no piensa renunciar a ellos.

    Por esta razón al firmar el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas con la URSS, EEUU puso énfasis especialmente en la reducción de los misiles pesados de silo, señala el columnista de Sputnik Nikolái Protopópov.

    Tema relacionado: Tríada infernal: el escudo nuclear de Rusia, en acción

    Estos temores se explican por las características de los misiles que se lanzan desde silos, como los R-36, concretamente por su letalidad e invulnerabilidad.

    Un gigante nuclear

    Las Fuerzas de Misiles Estratégicos de Rusia tienen la capacidad de lanzar simultáneamente decenas de misiles Voevoda, cada uno de los cuales cuenta con diez ojivas con sistemas de navegación independientes, narra el especialista.

    Aparte de las ojivas nucleares, estos misiles también portan "ojivas anzuelo", lo cual dificulta mucho la defensa contra estos misiles, añade Protopópov. El alcance del 'Satanás', que pesa 200 toneladas, también es superior al de los complejos Topol M.

    "Solo un misil tan potente como el Satanás es capaz de despegar con una carga útil de casi diez toneladas y llevarla a una distancia de más de diez mil kilómetros", explica el columnista.

    Invulnerabilidad absoluta

    Además de estas impresionantes características cabe destacar los complejos desde los que se lanzan los Voevoda. Dichos misiles balísticos intercontinentales se ubican en silos que están herméticamente cerrados para mantener unos niveles óptimos de temperatura y humedad.

    De hecho, los puntos de control de estos misiles se encuentran en unos silos similares, por lo cual tienen la misma protección que los propios misiles balísticos, destaca el experto.

    También: Sarmat, el futuro de los misiles balísticos rusos, tomará los cielos

    Estos silos tienen una cubierta que pesa más de cien toneladas y tarda solo 30 segundos en abrirse para el lanzamiento. Por lo tanto, es prácticamente imposible destruir estos misiles mientras se encuentran en sus respectivos silos, cuenta el docente en Ciencias técnicas y veterano de las FFAA, Piotr Belóv.

    "Nuestros silos fueron diseñados para aguantar una presión superior a las 100 atmósferas. Para que se hagan una idea, basta con una presión de 0,2 atmósferas para destruir un edificio", explicó el docente.

    De acuerdo con él, incluso tras una serie de ataques nucleares sobre la zona donde se ubican los silos con los 'Satanás', estos seguirían siendo operativos. Además, el experto añadió que a pesar de que un enemigo potencial tenga información sobre la ubicación de los silos, es extremadamente difícil lograr un impacto directo.

    Para 'luchar' contra 'Satanás' tampoco son una opción los misiles de crucero, dijo Belóv. Ante todo, muy pocos lograrían llegar a los silos ubicados en el centro de Rusia, y serían derribados por los sistemas de defensa aérea o por aviones interceptores. Además, "harían falta hasta diez misiles de crucero para dañar la cubierta de un silo".

    Sin alternativas

    A pesar de que se lleve a cabo un intenso desarrollo de los sistemas de misiles balísticos móviles, estos últimos nunca podrán estar tan fuertemente protegidos como los misiles ubicados en silos, destaca Protopópov.

    Por ello, este tipo de misiles seguirá estando en servicio de las Fuerzas de Misiles Estratégicos de Rusia, y el 'Satanás' pronto tendrá un nuevo sucesor: el misil RS-28 Sarmat, con un alcance de 11.000 kilómetros y capaz de portar 15 ojivas independientes.

    Los silos de los nuevos misiles tendrán la máxima protección y para la destrucción de cada silo harán falta al menos siete impactos nucleares de alta precisión, concluyó el columnista.

    En reiteradas ocasiones el Gobierno de Rusia destacó que las armas desarrolladas en el país persiguen fines exclusivamente defensivos de acuerdo con la doctrina militar rusa, que no contempla acciones ofensivas.

    Relacionado: Publican el vídeo del lanzamiento del nuevo misil balístico ruso Sarmat

    Además:

    Llaman a Putin y Trump a dar pasos para reducir los riesgos de una guerra nuclear
    Las nuevas armas rusas: ¿cómo son los misiles estratégicos Sarmat y Avangard?
    Rusia ensaya su nuevo misil hipersónico de alta precisión Kinzhal (vídeo)
    Etiquetas:
    defensa aérea, armas nucleares, misiles balísticos, misiles estratégicos, Sarmat, Voevoda, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook