En directo
    Soldados estadounidenses en Siria

    Las bases de EEUU en Siria: no todo lo es lo que parece

    © AFP 2019 / Delil Souleiman
    Defensa
    URL corto
    12433

    El portal DefenseNews publica un artículo en el que asegura que EEUU y Rusia protagonizan una 'carrera por las bases militares' en Siria. "Los términos utilizados llaman la atención, pero son inexactos", advierte en Alexéi Timoféev, analista en Sputnik.

    Según el artículo del portal estadounidense, tanto Estados Unidos como Rusia pretenden extender su presencia por la región y responder ante cualquier amenaza. Se mencionan dos bases estadounidenses como ejemplo de esta 'pugna': la de en Al Tabqa y la de Al Tanaf. También dos rusas: la de Tartus y la de Hmeymim. Timoféev no está de acuerdo con esta comparación.

    "A primera vista, podría parecer que se trata de un empate, pero espero que no haga falta recordar la legitimidad de las rusas en Hmeymim y en Tartus. Se crearon en base a los acuerdos firmados entre Siria y Rusia. Que por cierto, EEUU cuenta con este tipo de bases legales en Catar, Arabia Saudí, Bahréin, Kuwait, Omán, Emiratos Árabes Unidos, Jordania… Y también en los territorios vecinos de Siria, Turquía e Irak. Y en septiembre de 2017 se inauguró en Israel la primera base de EEUU", recuerda Timoféev.

    Oriente Medio "está infestado" de Estados Unidos y no les parece suficiente, añade. Por lo que deben, ilegalmente, tener un pie en tierra siria. No es suficiente, para Washington, 'exprimir territorios', organizar bases y entrenar grupos armados ilegalmente. "Necesitan el caos", denuncia. Y para ese fin los puestos avanzados de EEUU en Siria van muy bien.

    La base en Al Tabqa es un antiguo aeródromo sirio en el que los estadounidenses no solo entrenan y arman a los kurdos, sino que crean fuerzas de seguridad fronterizas. Con lo cual Turquía no está nada contenta, advierte, y por lo que está dispuesta a tomar medidas para defender su posición.

    Lea más: Siria, ¿terreno para bases militares extranjeras?

    "La base de Al Tanaf es tierra desconocida: el ejército estadounidense amenaza con eliminar a todo aquello que se acerque a la base a una distancia de 55 km. Se sabe que varias son las formaciones que entrenan en ella. El Centro ruso para la Reconciliación en Siria informa, con cierta regularidad, de que surgen conflictos entre grupos armados", revela Timofeev.

    El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, está convencido de que Estados Unidos no desea que Siria conserve su integridad territorial. "Pero no es solo que no quieran. Se esfuerzan por hacer lo necesario para que el país la pierda", añade el analista, quien también recuerda lo que pasa cuando Estados Unidos arma a otros.

    "EEUU se olvida de que, cuando armó a los contras de Nicaragua, las armas resultó que las tenían los narcotraficantes colombianos. De que cuando ayudaron a Bin Laden, después vino el 11S. De que cuando sacaron del poder a Sadam Hussein, apareció Daesh —grupo terrorista proscrito en Rusia-. ¿Ahora entrenan a grupos armados en Al Tanaf con la esperanza de qué? ¿De que saldrán hechos soldados? Lo dudo. Un delincuente educado y formado seguirá siendo un delincuente. Hoy estos se oponen al Gobierno. ¿Y contra quién pueden dirigir sus armas mañana?", se pregunta Timoféev.

    Por tanto, no es posible, prosigue, calificar las bases de Al Tabqa y la de Al Tanaf de 'bases' estadounidenses. "Son campamentos para entregar a guerrilleros". No pertenecen a los norteamericanos por ilegales. No existe una competición por las bases militares entre rusos y estadounidenses. Lo que existe, concluye, es una competición entre la estabilidad que busca Rusia y el caos que anhela Estados Unidos.

    Lea más: 'Carrera de bases militares': EEUU compite con Rusia en cuanto a presencia militar en Siria

    Además:

    El Ejército sirio rompe el cerco de una base militar en arrabal damasceno
    EEUU podría abandonar la base militar de Al Tanaf en Siria
    Etiquetas:
    base militar, Al Tanf, Siria, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik