En directo
    Defensa
    URL corto
    13416
    Síguenos en

    Ankara y Moscú acordaron la compraventa de los sistemas de defensa aérea S-400. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, acaba de anunciar que los dos países han alcanzado un compromiso respecto a la transacción.

    Antes de saber nada sobre el acuerdo, el jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, Joseph Dunford, había afirmado: "Si Turquía hubiera comprado el sistema de defensa aérea S-400 de Rusia, habría causado preocupación. Pero hasta ahora no lo ha hecho".

    "Perdone, señor Dunford. ¿Qué opina, por qué Turquía, un miembro de la OTAN desde 1952, recurre a medidas así para la adquisición de sistemas de defensa aérea S-400 de Rusia, un enemigo de la Alianza?", escribe el periodista otomano Melih Altinok para el rotativo Salah.

    Altinok señala que Turquía ha vuelto su mirada hacia Rusia y le ha dado la espalda a EEUU por la posición del país norteamericano durante y después de los acontecimientos del 15 de julio del 2016. Aquel día se produjo una frustrada tentativa de golpe de Estado realizada por miembros de las Fuerzas Armadas de Turquía con el fin de derrocar a Erdogan.

    El periodista turco destaca que fue EEUU, y no Rusia, quien dio a los golpistas la oportunidad de refugiarse en las bases estadounidenses de Turquía. Además, EEUU dio amparo al primer sospechoso del intento de golpe militar, el clérigo Fethullah Gulen.

    "Y ahora está tratando de echarnos a nosotros la culpa de su propio fracaso tras permitir a Rusia atraer a su lado a su aliado más cercano en la región de Oriente Próximo", concluye el analista.

    Además:

    Irán aún no ha decidido si compra los sistemas S-400 a Rusia
    ¿Por qué los S-400 para Turquía causan frustración en el Pentágono?
    Rusia y Turquía negocian el precio del contrato para el suministro de sistemas S-400
    Etiquetas:
    compra, sistema antimisiles, S-400 Triumf, Joseph Dunford, Turquía, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik