En directo
    Defensa
    URL corto
    1150
    Síguenos en

    La dieta de los militares siempre ha sido una de las más estrictas y exigentes. Sus raciones están pensadas para que el soldado no sufra de alergias, de descomposición, o de desnutrición, aunque a la vez hay que evitar que el recluta gane demasiado peso.

    Si bien ya nadie se sorprende al ver un buffet abierto en los comedores militares en los que los soldados eligen la comida según sus gustos, la llamada 'ración de combate' que consumen estos profesionales durante sus misiones sí que cambia radicalmente en función de cada país.

    Sputnik ha recopilado las cinco raciones de combate más inusuales o exóticas del mundo.

    Australia

    Lo particular de la CROM australiana —'Combat Ration One Man', o 'Ración de Combate Personal', en español— es que en realidad se compone según el gusto de cada soldado. En el momento de su inscripción, cada militar australiano rellena un cuestionario en el que puede elegir entre diferentes opciones comestibles, algo parecido a la comida que se ofrece en los aviones. La variedad que brinda el Ejército australiano es destacable: ternera a la brasa, pollo, atún con tomates deshidratados, albóndigas, espaguetis con salsa y sopa de pollo con queso, entre muchas otras.

    Además, cada ración contiene Vegemite, una pasta tradicional de color marrón oscuro y sabor salado, elaborada con extracto de levadura y diferentes aditivos. El sabor recuerda al de un caldo de carne de res con vegetales y normalmente se consume untándola sobre pan o galletas. Todo un 'menú a la carta'.

    Vegemite, pasta tradicional australiana
    © AP Photo / Hiroshi Otabe
    Vegemite, pasta tradicional australiana

    Francia

    Los gustos gastronómicos de los franceses le han dado una peculiar fama en todo el mundo a su RCIP —'Ration de Combat Individuelle Réchauffable', o 'Ración de Combate Individual Calentable', en español—. Esta ración es capaz de causar envidia incluso entre los visitantes de los restaurantes más prestigiosos.

    Paté de carne de venado, paté de salmón, carne de cerdo a la criolla, pudín, ravioli con pato, patatas con carne de conejo al horno o carne de res con frijoles, son algunos de los platos principales que los soldados franceses consumen durante sus campañas. En total existen hasta 14 raciones de combate para diferentes misiones y condiciones climáticas. Estas son las raciones más vendidas en la plataforma de ventas online eBay.

    Componentes de una típica ración de combate francesa, bon appétit!
    Componentes de una típica ración de combate francesa, bon appétit!

    Singapur

    A pesar de ser una de las naciones más prósperas de Asia, las raciones de combate de Singapur podrían vencer en la categoría de las más modestas. El Ejército de ese país le ofrece a sus soldados tres menús: 'Type M' para los musulmanes, 'Type N' para los no musulmanes y 'Type V' para los vegetarianos.

    La ración musulmana estándar consiste solo de tres ingredientes: leche de soya, fideos de huevo con carne de pollo y un dulce de frijoles rojos. La ración no musulmana contiene básicamente lo mismo, solo que en vez de pollo le pueden agregar carne o picadillo de cerdo. Los vegetarianos tienen que conformarse con un guiso de verduras.

    Lea también: ¿Tienes 'barriguita'? No te preocupes, un estudio explica cuáles son sus beneficios

    Por muy escasa que parezca, esta dieta le ofrece a cada soldado unas 3.500 kilocalorías diarias, lo suficiente como para alimentarlos por un largo período de tiempo. Entre sus ventajas: un tamaño relativamente pequeño, de entre 20 y 18 centímetros.

    Italia

    A pesar de que en sus gustos gastronómicos los italianos pueden aventajar a los franceses, su RVSC —'Razione Viveri Speciali da Combattimento', o 'Ración de Víveres Especial para el Combate', en español— no destaca por su exquisitez. En total, existen siete raciones diferentes, que varían según el contenido y el rango del destinatario.

    Entre los ingredientes más comunes figuran la pasta, la sopa de frijoles, la caballa en aceite de oliva y todo tipo de embutidos. Además, también se ofrece ensalada de frutas, gelatina, galletas, barras de chocolate, pastillas de vitaminas y leche condensada, entre otros productos. Nutritivo, pero sin excesos.

    Sin embargo, los soldados italianos son los únicos en Europa a los que se les permite… ¡consumir alcohol durante sus misiones! Dos de los siete módulos disponibles contienen una botellita de 50 gramos de alcohol, usualmente coñac. Pareciera poco, pero se rumorea que los más listos van acumulando esas botellitas para celebrar 'a lo grande' con sus compañeros el exitoso final de una misión.

    Japón

    A pesar de los estereotipos que rodean a la cocina japonesa en el mundo, sus raciones de combate no contienen sushi, todavía más, los módulos uno y dos son casi tan modestos como los de Singapur.

    Cada ración de combate consiste de un plato a base de arroz: arroz solo, arroz con frijoles, arroz con vegetales, arroz con carne, arroz con chícharos o sopa de arroz. Para acompañar, habitualmente viene algo de pescado enlatado, pollo con especias y caballa en salsa de tomate. Los platos más exquisitos de la cocina japonesa —como vieiras, ensaladas de algas o carne de cangrejo— se reservan únicamente para los comedores de oficiales. 

    Además:

    Queso explosivo y tsunami de cerveza: raras catástrofes causadas por comida
    ¡Ojo! Estos son los peligros de la comida dietética
    Restaurante de La Habana reproduce la época y la cocina de la URSS
    Etiquetas:
    cocina, militares, Singapur, Italia, Japón, Australia, Francia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook