En directo
    Cultura
    URL corto
    0 42
    Síguenos en

    Paco León desata la polémica en redes sociales. La causante es su última performance. Los usuarios se dividen entre los que aceptan la obra y los que no la consideran arte. El debate está servido.

    El arte suele tener el término rompedor como adjetivo. A lo largo de los siglos, pintores y escultores han provocado estupor en su público. En muchas ocasiones, por quebrar lo considerado como normal. Los impresionistas jamás llegaron a exponer en los salones oficiales de París, repudiados por la crítica de la época, que los llegó a definir como degenerados. La Fuente de Marcel Duchamp escandalizó al plantel artístico neoyorquino en la exposición donde fue presentada. Incluso, en pleno siglo XXI, hay quien todavía se extraña al pasear por delante de El origen del mundo de Courbet en el Museo Orsay.

    La búsqueda de reacciones es una máxima del arte y la vanguardia suele generar un aluvión de respuestas. En esta línea se mueve la última performance del actor Paco León, realizada en México. Otro punto son los métodos utilizados para conseguirlas.

    Amante de la exhibición y la desnudez, el intérprete español ideó un montaje en el que varias personas gatean casi sin ropa por una habitación en actitudes sexuales. Lo hacen con una especie de cantos de fondo. Sin embargo, lo que más llama la atención de la obra es que de los traseros de los participantes salen luces láser.

    Una escena que León subió a Instagram, de donde el vídeo fue retirado. "Me han quitado el post en Instagram. Me parecía interesantísimo el debate que ha provocado sobre los límites del arte y la performance...pero bueno. Voy a postear gatitos que gustan más", dijo el creador. Después lo posteó en Twitter. Allí, el artista recibió una gran cantidad de comentarios. Muchos de ellos cuestionan la validez de la performance al no ver nada de artístico en ella.

    No obstante, otros usuarios sí que ven arte en la representación.

    Arte o no. La eterna pregunta. Lo que es evidente es que ha generado reacciones. Positivas o negativas. También lo hizo Duchamp al plantar un urinario en una sala de exposiciones. Que sea aceptado como obra ya es otra cuestión.

    Etiquetas:
    México, España, arte contemporáneo, arte, performance
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook