13:37 GMT +310 Diciembre 2019
En directo
    Personas participaron en la tradicional Tomatina en España

    Las calles de Buñol vuelven a teñirse de rojo durante la famosa Tomatina

    © REUTERS / Heino Kalis
    Cultura
    URL corto
    2 0 0
    Síguenos en

    La Tomatina de Buñol es, sin duda, una de las fiestas españolas más conocidas y el mayor festival de 'lucha de comida' de todo el mundo.

    Cada último miércoles del mes de agosto, miles de personas se congregan en la localidad valenciana de Buñol para lanzarse tomates unos a otros.

    La jornada comienza a las 9.00 de la mañana, cuando el Ayuntamiento empieza a repartir bollos en la plaza Mayor para que los participantes hagan acopio de fuerzas. Después, la plaza va llenándose de personas. Antes de que comience la batalla, se levanta un enorme palo cubierto de jabón en cuyo extremo se coloca un jamón para que los más valientes puedan trepar por él para hacerse con el singular trofeo.
    A las once suena el disparo que anuncia el comienzo de la lucha de tomates que dura una hora. Tras la alerta, los primerizos empiezan a preguntarse por qué lado vendrá el primer camión cargado de tomates.

    Entonces aparece el vehículo que se detiene unos segundos después. Desde el camión se esparce la 'munición' por el suelo. Y en aquel instante la multitud se 'arma' e inmediatamente toda la plaza se tiñe de rojo. Así, uno tras otro, van llegando cuatro camiones más hasta que suena otro disparo para anunciar el final de la batalla.

    Existen varias versiones sobre la aparición de la fiesta. Según una de ellas, el origen del festival se remonta al año 1945, cuando durante el transcurso de un desfile de cabezudos y gigantes un grupo de jóvenes inició una pelea lanzándose tomates. Desde entonces, la Tomatina no ha dejado de celebrarse ningún año —aunque de manera no organizada— debido a la prohibición oficial en la década de 1960 por parte de la dictadura de Francisco Franco.

    Desde el año 2013, gracias al aumento de la popularidad del festival de la Tomatina, los lugareños han empezado a cobrar 10 euros por la participación en la 'guerra de tomates'. Además, el número de participantes se redujo a 22.000 personas —5.000 de las entradas están reservadas a los residentes de Buñol de forma gratuita—.

    En 2015, la fiesta celebró sus setenta años con el mayor lanzamiento de tomates de su historia —150 toneladas—.

    La gran popularidad de la Tomatina ya ha traspasado todas las fronteras y aficionados al festival de todo el mundo han intentado dar vida a la atmósfera de la feria en sus respectivos países. A pesar de los intentos de 'internacionalización', la Tomatina de Buñol parece irrepetible.

    Además:

    La fiesta de la mermelada con sabor español en Moscú
    El Carnaval de Brasil: la fiesta que encarna al alma brasileña
    La fiesta de Iván Kupala en Tartaristán
    Etiquetas:
    fiesta, Tomatina, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik