En directo
    Ciencia
    URL corto
    1913
    Síguenos en

    Los arqueólogos encontraron artefactos antiguos en Jerusalén. La edad de uno de ellos asciende a unos 2.000 años, lo que significa que supuestamente pertenece al período de Jesucristo. Al mismo tiempo, cerca de estos objetos los investigadores descubrieron las ruinas de un templo del período bizantino.

    Las excavaciones se llevaron a cabo en la zona del Jardín de Getsemaní. Entre los artefactos se encuentra la mikve, un depósito de agua para la ablución ritual, cuya edad es de alrededor de 2.000 años, según la Autoridad Israelí de Antigüedades.

    Según la tradición cristiana, la mikve está relacionada con el período de estancia de Jesuсristo en Jerusalén. Cerca de este hallazgo, los arqueólogos encontraron las ruinas de un templo del período bizantino, que, según sugieren, fue construido en el siglo VI d.C. y que funcionó unos 200 años, según la autoridad.

    Estos objetos fueron descubiertos durante la construcción de un centro para visitantes de la Basílica de las Naciones y de un túnel subterráneo que la conectaría con el valle de Cedrón. Según la Escritura Sagrada, la iglesia se sitúa en el lugar donde Jesucristo rezó por el cáliz la última noche antes de ser detenido, informa el medio Haaretz.

    En noviembre de 2020 un niño de nueve años encontró una cuenta de oro de cerca de 3.000 años de antigüedad en Jerusalén. La pieza estaba tan bien conservada que, inicialmente, los arqueólogos pensaron que se trataba de una joya contemporánea.

    En octubre de 2020 el geólogo israelí Arie Shimron aseguró que fueron encontrados los clavos con los que, posiblemente, había sido crucificado Jesús y que incluso había restos óseos en el metal oxidado. Pero los científicos locales mostraron su escepticismo.

    Etiquetas:
    templo, Iglesia, Jesús, artefactos, Jerusalén
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook