En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 52
    Síguenos en

    Un niño de escasos nueve años ha encontrado una cuenta de oro de cerca de 3.000 años de antigüedad en Jerusalén. La pieza estaba tan bien conservada que, inicialmente, los arqueólogos pensaron que se trataba de una joya contemporánea.

    Binyamin Milt y su familia participaban de un proyecto para tamizar la arena retirada ilegalmente del Monte del Templo durante un proyecto de construcción llevado a cabo entre 1996 y 1999. Desde hace 16 años, numerosos voluntarios ayudan a analizar las toneladas de tierra que han sido sacadas del lugar considerado sagrado.

    ​La cuenta encontrada por el escolar está fabricada en oro y tiene seis milímetros de diámetro y cuatro de altura, detalló el sitio web del proyecto. La diminuta pieza tiene cuatro capas, cada una de ellas posee pequeñas esferas unidas entre sí en la forma de una flor.

    El niño encontró la cuenta en agosto, pero debido a su perfecto estado de conservación inicialmente se pensó que se trataba de una pieza del mundo moderno, que de alguna manera terminó entre la tierra del Monte del Templo. Su naturaleza única solo fue reconocida recientemente, después de que el codirector del proyecto, el profesor Gabriel Barkay, la examinara más de cerca. 

    La datación de la cuenta, según las estimativas de Barkay, remonta al llamado período del Primer Templo. Es decir, la cuenta encontrada por Binyamin podría tener hasta 3.000 años.

    De momento, no se sabe para qué sirvió la cuenta. Se cree que podría ser parte de un adorno usado por un sacerdote del Templo de Salomón o por una persona importante que visitó el lugar sagrado.

    Etiquetas:
    Israel, arqueología, hallazgo arqueológico, oro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook