En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 150
    Síguenos en

    El mestizaje del 'Homo sapiens' con neandertales, hombres de Denísova y otras especies era un fenómeno habitual en la época prehistórica y conocido hasta ahora, pero un nuevo estudio muestra que el sexo entre estas especies se convirtió en un hábito por toda Eurasia. Las consecuencias de esto están presentes casi en cada uno de nosotros.

    Como sabemos, nuestros ancestros llegaron a Europa y Asia desde África, y en ese camino, el genoma de la especie humana se fue diversificando con material genético de otras especies, entre las que destaca la de los neandertales.

    Ese cóctel de genes ha llegado hasta los humanos de hoy en día. De hecho, sabemos que se ha encontrado material genético relacionado con los hombres de Neandertal en ubicaciones tan distantes como Siberia y Croacia, lo que explica que este proceso ocurrió a gran escala por toda Eurasia, como si se tratara de una "tela de araña", tal y como compara el biólogo Omer Gokcumen, de la Universidad de Búfalo, que ha dirigido el estudio.

    Lo que no sabíamos hasta hace poco es lo común que era entre nuestros ancestros acostarse con neandertales y otras especies. Y lo cierto es que, dado que la mayor parte de nosotros aún conservamos material genético de neandertales, casi todos tenemos mucho que agradecer a este especie: el portal Science Alert asegura que hay evidencia científica que defiende que el ADN de esa especie nos ayuda a protegernos de epidemias víricas. Algo nada despreciable en este 2020.

    Tradicionalmente se había considerado que la introducción de ADN neandertal en los Homo sapiens era consecuencia de un breve y puntual contacto entre las especies, pero el estudio de Gokcumen concluye que todos los genomas antiguos que secuenciamos traerán consigo una nueva perspectiva, y eso es algo que al experto le gusta mucho.

    "Estamos descubriendo estas conexiones, lo cual es muy emocionante. La historia no es tan clara como lo era antes (...). Cada nuevo genoma que es secuenciado en el futuro puede cambiar completamente la historia de nuevo", afirma el especialista.

    En general, los datos recabados por Gokcumen y su equipo indican que nuestros ancestros más lejanos, en todo el territorio que va de Europa Occidental a Asia Oriental, se mezclaron con diferentes razas de neandertales de manera continuada. "Mi imagen mental, ahora, es que tenemos toda una población arcaica homínida en Europa, en Asia, En Siberia, en África", explica el experto.

    Etiquetas:
    Homo sapiens, genes, genoma, prehistoria, sexo, neandertal
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook