13:45 GMT +309 Diciembre 2019
En directo
    Daniela Lira, profesora del taller de metales muestra una de las primeras piezas de hierro trabajado en América continental

    Esto es lo que las piezas de hierro más antiguas de América tienen para enseñarnos (fotos)

    © Sputnik / Eliana Gilet
    Ciencia
    URL corto
    Por
    1191
    Síguenos en

    Un grupo de restauradores mexicanos trabaja para evitar la corrosión de las piezas de hierro halladas hace treinta años en Veracruz. Se trata del primer hierro que llegó al continente y que, al ser analizado por los expertos, permitió obtener sorprendentes conclusiones.

    El primer territorio del actual México que fundaron los españoles fue Villa Rica, en el actual estado de Veracruz, en 1519, como una manera de zafarse del control de la autoridad virreinal asentada en Cuba y proclamar por sí mismos el primer ayuntamiento de la América continental.

    El vestigio material que se conserva de ese episodio es una centena de piezas hechas de metal, halladas a comienzos de la década de 1990 en el sitio arqueológico de ese primer asentamiento colonial. 

    Quinientos años después de su llegada, los restos van a regresar a Veracruz, luego de haber permanecido tres décadas bajo custodia del Instituto de Antropología e Historia (Inah) de la ciudad de México. 

    Los expertos encargados del mantenimiento de las piezas —integrantes del seminario taller de restauración de metales del Inah— alertaron a Sputnik acerca de la acelerada degradación que pueden sufrir los restos en el clima húmedo del Golfo, en contraste con el ambiente seco del valle de México, donde se conservaban.

    (De izquierda a derecha) Jannen Contreras, restauradora del INAH; Daniela Lira y Pilar Tapia, profesoras del seminario del taller de metales y Ángel García químico metalúrgico e investigador del INAH posan para foto, frente a los primeros hierro hallados en América continental.
    © Sputnik / Eliana Gilet
    (De izquierda a derecha) Jannen Contreras, restauradora del INAH; Daniela Lira y Pilar Tapia, profesoras del seminario del taller de metales y Ángel García químico metalúrgico e investigador del INAH posan para foto, frente a los primeros hierro hallados en América continental.

    Las piezas

    En uno de los talleres de la Escuela nacional de conservación, restauración y museografía 'Manuel del Castillo Negrete' en la alcaldía Coyoacán, cerca de la casa en donde vivió León Trotsky dos mujeres con túnicas y guantes de látex envuelven piezas. 

    Jannen Contreras y Daniela Lira, dos profesoras del taller de restauración de metales de la escuela, están ensamblando a los hierros más viejos hallados en México, que llegaron a bordo de barcos españoles. 

    "Ya casi no tienen hierro sino una corrosión bonita con forma de pala de albañil", explicó Contreras, enseñando una de las piezas de la colección proveniente del sitio arqueológico de Villa Rica, ubicada a 40 kilómetros al norte del actual puerto de Veracruz, siguiendo la franja costera.

    Daniela Lira, profesora del taller de metales muestra una de las primeras piezas de hierro trabajado en América continental
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Daniela Lira, profesora del taller de metales muestra una de las primeras piezas de hierro trabajado en América continental

    "Todo el hierro fue traído de España. Este es un muestreo para el análisis, que son clavos en su mayoría”, dijo. Hay también fundas de espada y herraduras, el filo de un hacha, espuelas y remaches de casco de un buque.

    "Se comparó ese material y se comprobó que vino del norte de Europa, de Victoria o Vizcaya (en el País Vasco), además de que su forma con la punta doblada es típica de la construcción naval", agregó Ángel García Abajo, químico metalúrgico e investigador del Inah que participó de la entrevista.

    La evidencia señala que los barcos españoles no fueron quemados sino "desbaratados para aprovechar los materiales en la construcción de Villa Rica", explicó García, quien mencionó que la conservación de elementos con más de 500 años de vida fue posible gracias a que la zona estuvo ocupada durante poco tiempo —unos tres años— y luego fue abandonada.

    "Puede que no sean las piezas más bonitas pero sí son importantes y ayudan a ver más cosas, como el uso de la tecnología", agregó Contreras. "Hay toda una tipología de clavos así como la hay de las cerámicas". 

    Además de los hierros, hay otras piezas que llaman la atención en la colección: unos cascabeles. 

    Los expertos narraron a Sputnik que tanto el latón como el cobre ya se manejaban en América. Habían llegado previamente a los actuales estados de Michoacán y Jalisco por vía marítima, a través del Pacífico, desde Ecuador y Perú. 

    "En el uso y manejo del cobre y la plata los mesoamericanos estaban más avanzados que los europeos, que utilizaban en objetos con un uso simbólico, no suntuario", explicó María del Pilar Tapia, profesora del taller de restauración de documentos y obra gráfica sobre papel.

    Piezas de los primeros indicios de hierro trabajado en América continental
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Piezas de los primeros indicios de hierro trabajado en América continental

    Un nuevo viaje

    Sobre la mesa, una selección de las 98 piezas que conforman el hallazgo están expuestas en bases de celofán. Contreras y Lira están embalándolas en bolsas para clóset (con pequeñas válvulas que quitan el aire) y Silica gel (que absorbe la humedad).

    "Como parte del proceso de restauración, no prestamos tanta atención a quitar los cloruros de las piezas sino a mantenerlas con una humedad baja para que no se activen", explicó Contreras.

    Jannen Contreras, restauradora del INAH se prepara para trabajar con los primeros indicios de hierro trabajado en América continental
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Jannen Contreras, restauradora del INAH se prepara para trabajar con los primeros indicios de hierro trabajado en América continental

    Desde que las piezas fueron halladas entre 1991 y 1992 en Villa Rica (una zona que continúa en exploración) han estado en custodia del Inah en la ciudad de México, una zona de baja humedad, señalan las investigadoras. 

    "En un contexto más rico en cloruros y sales es complicado mantener obras. Alta cantidad de humedad forma ácido clorhídrico por lo que nos preocupa que en Veracruz se vayan a deteriorar más rápido", comentó la profesora.

    Piezas de los primeros indicios de hierro trabajado en América continental
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Piezas de los primeros indicios de hierro trabajado en América continental

    Tapia comentó que se utilizaron radiografías de las piezas para identificar el metal presente y luego ir quitando las capas de corrosión y tierra para limpiarlas. "Tienen muy diferentes deterioros", dijo, aclrando que no se debe a su antigüedad sino al medio al que hayan estado expuestas (al agua, sobre todo) y a la propia vida útil de cada objeto. 

    La colección fue intervenida en tres etapas en los últimos 30 años (1993, 2004 y 2018) por distintos equipos del seminario taller de restauración de metales de la Escuela Manuel Negrete.

    Piezas de los primeros indicios de hierro trabajado en América continental
    © Sputnik / Eliana Gilet
    Piezas de los primeros indicios de hierro trabajado en América continental

    "Ahora, ante su vuelta a Veracruz, nos surgió la idea de embalarlas para intentar que, dentro de lo posible, no se vuelvan a corroer", explicó Contreras. "La labor del conservador no acaba con el trabajo sobre la pieza, también implica un plan de mantenimiento", agregó Tapia.

    Tras 30 años de ser 'chilangas' (un gentilicio informal para llamar al habitante de la ciudad de México), las piezas viajarán de vuelta a Veracruz embaladas y con recomendaciones de mantenimiento para participar de la muestra por los 500 años de la fundación de la Villa Rica.

    Etiquetas:
    España, conquista, arqueología, Instituto Nacional de Antropología e Historia de México (INAH), México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik