Widgets Magazine
08:47 GMT +323 Octubre 2019
En directo
    Un ejemplo de simulación a partir de los datos de la desintegración de dos protones de muy alta energía generando un Bosón de Higgs en el decaimiento en dos haces de hadrones y dos electrones en el detector CMS del LHC en el CERN.

    Un monstruoso colisionador chino de tecnología ruso-italiana revelaría el misterio de la 'partícula de Dios'

    CC BY-SA 3.0 / Lucas Taylor / CERN
    Ciencia
    URL corto
    0 191
    Síguenos en

    El Instituto chino de Física de Altas Energías ha publicado el proyecto del Colisionador electrón-positrón circular (CEPC) de 100 kilómetros. El mundo lo ve como un intento para liderar el campo de la física de partículas.

    Los científicos chinos participan activamente en la carrera de la nueva física. Al principio intentaron construir un acelerador de 50 kilómetros, pero al final proyectaron un anillo de 100 kilómetros.

    La nueva megainstalación subterránea será una fábrica de bosones de Higgs, llamadas 'partículas de Dios'. El objetivo principal es demostrar la existencia de una nueva física y resolver el misterio de la materia oscura.

    Tema relacionado: Un colisionador más prometedor que el de hadrones

    El CEPC constará de tres instalaciones ubicadas en un túnel. En un anillo circular se acelerarán haces de partículas nacidas en un acelerador lineal. Luego, los grupos de electrones y positrones se acumularán cada uno en su propio anillo, se reunirán en haces y colisionarán. El proyecto proporciona dos puntos de interacción de haces de electrones y positrones. Allí se instalarán detectores para registrar los procesos físicos.

    Para lograr los parámetros deseados, es decir, la denominada luminosidad, el haz de partículas debe ser muy denso. En los aceleradores, se mantienen y se enfocan por medio de fuertes campos magnéticos. Pero para el megacolisionador esto no es suficiente. Los haces contrarios deben colisionar con ángulo y ser apretados en el lugar más fino. La tecnología que permite hacerlo, 'crab waist', fue ideada conjuntamente por físicos italianos y rusos.

    "El 'crab waist' prácticamente resolvió el problema fundamental de la interacción no lineal de los haces de partículas cargadas en colisión", señaló a Sputnik Mijaíl Zóbov, uno de los autores de la tecnología, gerente de investigación tecnológica en el Laboratorio Nacional de Frascati del Instituto Nacional de Física Nuclear en Italia. Su estudio está lleno de referencias a los trabajos de los investigadores soviéticos y rusos.

    Sin embargo, según el especialista, para descubrir todo el potencial es necesario resolver algunos problemas y buscar soluciones técnicas. Por ejemplo, será necesario garantizar la estabilidad de los haces de tamaño pequeño y alta intensidad de partículas cargadas, especificó.

    Además: El colisionador ruso: los científicos se preparan para reproducir el Big Bang

    Los científicos pretenden obtener un millón de nacimientos de bosones de Higgs en diez años. El diseño del CEPC está optimizado para que a partir del año 2040 se use su túnel de 100 km para albergar el supercolisionador Protón-Protón.

    Según las estimaciones preliminares, el acelerador costará casi 5.000 millones de dólares. La construcción está programada para los años 2022-2030.

    El físico chino Chen Ning Yang, premio Nobel, criticó el proyecto por su elevado costo. Sin embargo, Mijaíl Zóbov es más optimista y cree que la financiación de CEPC es posible. En su opinión, lo demuestra una discusión activa del proyecto chino en la comunidad científica internacional y en los medios de comunicación.

    Mientras tanto, la gente ordinaria está naturalmente más preocupada por la seguridad que por el futuro de la ciencia. Durante la construcción del Gran colisionador de hadrones (LHC), los físicos tuvieron que refutar muchas conjeturas sobre una alta radiación, la creación de agujeros negros y explosiones supuestamente capaces de destruir el planeta. Unos temores similares también acompañan el proyecto chino, dado su tamaño y las profundidades desconocidas del micromundo que se abrirán. De momento, los autores están seguros de la protección contra los rayos X que acompañan al haz de electrones acelerado.

    También te puede interesar: "Se formaría un agujero negro que tragaría todo a su alrededor"

    Etiquetas:
    materia oscura, física, partículas, Gran Colisionador de Hadrones, colisionador de partículas, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik