18:33 GMT +318 Septiembre 2018
En directo
    Detalle de una computadora cuántica

    Los científicos crean nuevo tipo de cúbit para computadoras cuánticas

    © Foto : MISIS
    Ciencia
    URL corto
    0 110

    Los científicos de la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología de Rusia MISIS (NUST MISIS) crearon un nuevo tipo de cúbit que, en lugar de basarse en la unión de Josephson que representa un corte en el superconductor, se basa en un nanohilo superconductor continuo. El estudio está publicado en Nature Physics.

    A pesar de que el ordenador cuántico universal aún está por llegar, el principio de computación en el que se basa ya permite solucionar problemas de alta complejidad. Por ejemplo, en algunos laboratorios, con la ayuda de los cúbits se modelan los compuestos químicos y materiales y se recrea el mecanismo de los procesos de fotosíntesis. Por esa razón, urge perfeccionar los elementos básicos de la computadora cuántica, en particular, su unidad básica de información, el cúbit.

    Existen varias tecnologías de creación de cúbits. Por ejemplo, hay cúbits ópticos, pero son difíciles de interpolar a diferencia de los cúbits superconductores que se basan en las llamadas uniones de Josephson. Cada unión representa un corte del superconductor, o más exactamente, de la capa de dieléctrico que tunelan los electrones.

    El nuevo cúbit está basado en el efecto de deslizamiento cuántico de fase que consiste en una pérdida y recuperación periódicas controladas de la superconductividad en un nanohilo ultrafino (unos 4 nm de grosor) que en su estado normal posee una resistencia bastante alta.

    Te puede interesar: Científicos rusos crean nanoantenas luminosas

    Por primera vez este efecto, predicho por la teoría, fue observado en el curso del experimento por el jefe de esta investigación, Oleg Astáfiev, director del laboratorio de Sistemas Cuánticos Artificiales del Instituto de Física y Tecnología de Moscú y es catedrático de la Universidad de Londres y el Laboratorio Nacional de Física en Teddington (Gran Bretaña). Su revolucionario trabajo fue publicado en la revista Nature en 2012.

    Según ha explicado uno de los coautores del nuevo trabajo, Alexéi Ustínov, jefe del grupo del Centro Cuántico Ruso y director del laboratorio de Metamateriales Superconductores, también profesor del Instituto de Tecnologías de Karlsruhe, se consiguió diseñar el nuevo tipo de dispositivos superconductores, muy similares a SQUID (Superconducting Quantum Interference Device, 'dspositivos superconductores de interferencia cuántica').

    La investigación es el resultado de la cooperación del MISIS con el Centro Cuántico de Rusia, con los investigadores del Instituto de Física y Tecnología de Moscú, el Instituto de Ciencia y Tecnología de Skolkovo (Rusia), la Universidad de Londres y el Laboratorio Nacional de Física en Teddington (Gran Bretaña), la Universidad de Karlsruhe y el Instituto de Tecnologías Fotónicas de Jena (Alemania).

    Te puede interesar: Científicos rusos logran que una red neuronal dude como un ser humano

    De hecho, los SQUID son los magnetómetros más sensibles conocidos basados en la unión de Josephson que se usan para medir campos magnéticos extremadamente pequeños. En cambio, en el nuevo dispositivo la interferencia es generada no por el campo magnético sino por el eléctrico que cambia su carga eléctrica en la isla entre dos nanohilos. Estos nanohilos hacen las veces de la unión de Josephson en el dispositivo pero no requieren que se realice el corte, por lo cual pueden ser fabricados con una capa de superconductor.

    Como ha señalado Alexéi Ustínov, la investigación puso de manifiesto que este sistema es capaz de funcionar como un interferómetro de carga. "Si dividimos el nanohilo en dos segmentos —dice el científico— haciendo un nudo en el centro se podrá, al cambiar la carga con el obturador, realizar la modulación periódica del proceso de tunelado cuántico de los campos magnéticos a través del nanohilo, lo cual se observa en este trabajo". Este es el momento clave que prueba que se ha recibido un efecto dirigido y coherente, aplicable para crear los cúbits de nueva generación.

    Tema destacado: Científicos rusos aprenden a usar transferencias de energía entre átomos

    Las tecnologías SQUID ya se emplean en algunos de los equipos médicos de escaneado como los cardiógrafos y encefalógrafos magnéticos, en los dispositivos que captan la resonancia magnética nuclear y en los métodos geofísicos y paleográficos de prospección de rocas.

    Según el catedrático Ustínov, los investigadores aún tienen por delante muchas tareas fundamentales relacionadas con el estudio del funcionamiento del nuevo cúbit. No obstante, ya está claro que se trata de los cúbits de una funcionalidad igual o mayor que los existentes. Es importante, además, que los nuevos cúbits son más fáciles de fabricar. Este principio podría servir de base para todo el conjunto de los elementos de la electrónica de superconductores.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Científicos de Siberia hacen el acero ocho veces más resistente
    Los científicos advierten sobre los peligros de los secadores de manos
    Los científicos revelan seis claves para ser más feliz
    Etiquetas:
    física cuántica, computadoras, Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología de Moscú (MISiS), Rusia