En directo
    Ciencia
    URL corto
    150
    Síguenos en

    Los investigadores de la Sociedad Max Planck, en Alemania, estudiaron el ciclo natural de la fotosíntesis y encontraron "ciertas áreas para mejorar", según informa Science.

    Problemas como las emisiones industriales y calidad del aire en las zonas industrializadas se alivian en gran parte por las plantas, que utilizan el dióxido de carbono — CO2 — en la fotosíntesis para producir la energía necesaria para su vida.

    Pero a pesar de que este proceso de transformación de varias etapas, conocido en la ciencia como el Ciclo de Calvin, está perfeccionado por la evolución, depende mayormente de una enzima concreta 'encargada' de la fijación de las moléculas y del inicio de la reacción, que padece dos desventajas: es bastante lenta al hacerlo y a veces fracasa.

    Un equipo de bioquímicos alemanes tomó como base otra enzima — llamada ECR — que hace este mismo trabajo varias veces más rápido. Luego analizaron meticulosamente miles de enzimas para cada etapa de transformación del CO2 (sintetizando tres artificialmente en el proceso) y reunieron los resultados en único ciclo, informa la revista Science.

    La eficacia del proceso 'optimizado' resultó un 25% mayor que la del Ciclo de Calvin, y el ritmo también aumentó unas cinco veces. El resultado final, en vez de la biomasa en las plantas, fue la creación del glioxilato — un tipo de precursor para ciertas sustancias químicas —.

    Los autores esperan que este nuevo ciclo, bautizado CETCH, con el tiempo pueda ser introducido genéticamente en los organismos existentes para 'mejorar' su capacidad para la fotosíntesis, combatiendo así las emisiones del CO2 y al mismo tiempo creando sustancias útiles para la industria química.

    Además:

    Chile determinado a convertir a Santiago en una ciudad sin contaminación
    La respuesta al cambio climático ya se ha quedado obsoleta
    Etiquetas:
    fotosíntesis, Alemania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik