En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    1814
    Síguenos en

    Un ciudadano malayo de 37 años ha recibido por videollamada un veredicto de pena capital. Punithan Genasan, acusado de traficar con heroína, se convierte así en la primera persona de la historia de la ciudad Estado en ser condenada a muerte a distancia. Su abogado está considerando la apelación.

    El condenado recibió la noticia el día 15 de mayo online, concretamente mediante la aplicación de videoconferencias Zoom, tras la decisión del Tribunal Supremo de Singapur.

    "Para la seguridad de todos los implicados en el proceso, la vista del caso contra Punithan A/L Genasan se llevó a cabo por videoconferencia", comunicó a Reuters un portavoz de ese mismo tribunal. El informante añadió que este supone el primer caso penal en el que se dicta una sentencia de muerte por audiencia remota en el país.

    Esto se debe a las restricciones vigentes en el estado para minimizar la propagación del virus, que ha convertido a Singapur en un importante foco de la pandemia a nivel de Asia, con cerca de 30.000 contagiados.

    Etiquetas:
    pena de muerte, coronavirus, videoconferencia, Zoom, Singapur
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook