En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 31
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El primer ministro de la India, Narendra Modi, se erigió en defensa de las controvertidas enmiendas a la ley de ciudadanía que detonaron protestas y disturbios en varias zonas con importante presencia de población musulmana, con al menos seis muertos hasta la fecha.

    Desde su cuenta de Twitter, el jefe del Gobierno recordó que la normativa recibió un apoyo abrumador en las dos cámaras parlamentarias y fue avalada por numerosos partidos políticos.

    ​Para Modi, la nueva ley "es una ilustración de la cultura de aceptación, armonía, compasión y hermandad centenaria de la India".

    "Quiero asegurar inequívocamente a mis compatriotas que la CAA [por las siglas en inglés de Citizenship Amendment Act] no afecta a ningún ciudadano indio, de ninguna religión. Ningún indio tiene por qué preocuparse en absoluto con respecto a esta ley. Esta ley es solo para aquellos que han enfrentado años de persecución afuera y no tienen otro lugar a donde ir, excepto la India", subrayó.

    ​Modi instó a trabajar juntos por el desarrollo de la India y el empoderamiento de todos los ciudadanos, ante todo los pobres y los marginados, e impedir que personas y grupos interesados provoquen división y disturbios.

    "Es el momento de mantener la paz, la unidad y la hermandad. Es un llamamiento a todos para que se mantengan alejados de cualquier tipo de rumores y falsedades", insistió Modi, mientras en diversas partes del país —de Assam, donde los musulmanes representan un tercio de la población, a Nueva Delhi— se celebran marchas y manifestaciones de repudio a la nueva ley.

    ​Las polémicas enmiendas simplifican el proceso de naturalización para representantes de las minorías "perseguidas" —budistas, sijes, hindúes, parsis y cristianos— de Pakistán, Afganistán y Bangladés.

    Sus críticos alegan que es una ley discriminatoria porque excluye a los musulmanes, a pesar de que representan más del 10% de la población de la India, y podría derivar en deportaciones de millones de adeptos del islam que se instalaron en el país hace tiempo pero no han regularizado su situación.

    También la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (Acnudh) manifestó su preocupación por las enmiendas, al señalar su "carácter fundamentalmente discriminatorio".

    Etiquetas:
    ley, protestas, la India, Narendra Modi
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook