02:31 GMT +323 Octubre 2018
En directo
    Fresas (imagen referencial)

    Australia quiere castigar con hasta 15 años de prisión meter agujas en la fruta

    © Sputnik / Valeri Melnikov
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 0 0

    MOSCÚ (Sputnik) — El primer ministro australiano, Scott Morrison, propuso aumentar hasta 15 años de prisión la pena para los delincuentes que esconden agujas en la fruta.

    Las autoridades recomiendan a los consumidores que corten las frutas antes de comerlas y prometieron también remunerar con 100.000 dólares australianos (72.500 dólares americanos) al quien ayude a capturar a los delincuentes.

    "Es necesario aumentar el castigo para los culpables, de acuerdo a las disposiciones actuales, de 10 años de prisión a 15 años (…) a 15 años de cárcel se sentencia a los que divulgan pornografía infantil y financian el terrorismo, esto demuestra hasta que punto lo tomo en serio", declaró el primer ministro a la cadena televisiva 9News, al calificar a los responsables de "cobardes".

    Morrison agregó que el Gobierno presentará sus propuestas al Parlamento para que pueda aprobarlas hasta el fin de semana.

    Los que presenten pistas falsas, por ejemplo metiendo agujas dentro en la frutas que han comprado, o difundan informaciones falsas en las redes sociales, enfrentarán hasta 10 años de prisión, agregó.

    Según la cadena de televisión ABC, el ministro del Interior de Australia, Peter Dutton, informó que unas 100 personas denunciaron haber encontrado agujas en las fresas, aunque, señaló, en muchos casos probablemente se trata de falsificaciones o falsas alarmas.

    La policía del estado australiano de Nueva Gales del Sur inició una investigación después de que se encontraran agujas en las fresas de al menos siete productores del país y, más tarde, también en bananas y manzanas. El primer caso se registró la semana pasada cuando un joven de 21 años se tragó una aguja y fue hospitalizado en la ciudad de Brisbane, en el estado de Queensland.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    delincuencia, prisión, Australia