Widgets Magazine
En directo
    Soldados estadounidenses en Afganistán (archivo)

    Afganistán, el sepulcro de los imperios que puede acabar también con el de EEUU

    © Foto : US Air Force / Brian Ferguson
    Asia y Oceanía
    URL corto
    251

    Después de que el presidente de EEUU, Donald Trump, aumentara el contingente estadounidense en Afganistán, el excandidato a la Presidencia, Ron Paul, vaticinó que la guerra en este país puede desembocar en la caída del 'imperio estadounidense'. El columnista Víktor Kámenev planteó también esta posibilidad en su artículo para el medio TopWar.

    Según Kámenev, las afirmaciones de Paul van bien encaminadas, puesto que la guerra en Afganistán dio como resultado la caída de la URSS y del Imperio británico.

    "¡Afganistán es un verdadero sepulturero de imperios! Es un país montañoso y de difícil acceso con una población étnicamente diversa y con una sociedad parecida a la medieval. Primero, esta tierra se convierte en presa fácil para los invasores, pero después se transforma en su sepulcro", precisó el columnista.

    Cada vez que Afganistán se convierte en víctima de una conquista, pasa a ser la manzana de discordia entre potencias mundiales. A juicio de Kámenev, EEUU necesita a Afganistán como plataforma geopolítica para poder amenazar a Rusia, China, la India e Irán simultáneamente.

    El analista destaca que Afganistán es un campo militar de importancia continental. En este sentido, Washington se arriesga a granjearse enemigos con los países a los que amenaza no solo en este territorio, sino en el mundo entero.

    "Hoy en día, EEUU corre el peligro de verse acorralado en Afganistán. Existen solo dos rutas de tránsito para los estadounidenses: una, a través del territorio de Pakistán, en el sur; y la segunda, por Rusia, en el norte. El tránsito a través de Georgia, Azerbaiyán y Asia Central es demasiado inconveniente y vulnerable a diferentes tipos de ataques", señaló.

    El analista recordó que Estados Unidos utilizó ambas rutas, la del norte y la del sur, durante la fase activa de la intervención estadounidense en Afganistán. Kámenev subraya que, en aquel entonces, Rusia apoyó la marcha estadounidense hacia el 'cementerio de los imperios'.

    Más aquí: Revelan el principal objetivo de la nueva estrategia de EEUU en Afganistán

    "Cuando Moscú llamó a EEUU a retirarse de Afganistán, el secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, acusó a Rusia de suministrar armas a los talibanes. La posición rusa respecto a la cuestión afgana evidentemente se alteró.

    EEUU ya no gozará de la posibilidad de usar la ruta norte, y menos después de que el Congreso estadounidense haya aprobado las sanciones antirrusas", subrayó Kámenev.

    El columnista del medio TopWar enfatiza que Trump hasta se atrevió a acusar a Pakistán de terrorismo en una ocasión, pero después "se mordió la lengua" o "le obligó a mordérsela el Pentágono, explicándole al mandatario que sería imposible abastecer al contingente estadounidense en Afganistán en caso de que Islamabad cortara la ruta de paso que atraviesa su territorio".

    No se lo pierda: "Si EEUU sigue bombardeando a civiles, perderá Afganistán para siempre"

    El autor también recordó que Trump amenazó con romper el acuerdo nuclear con Irán, pero "alguien le obligó otra vez a morderse la lengua" y es posible que de nuevo "fuera el Pentágono". Irán comparte frontera con Afganistán, de manera que tal acción puede crear dificultades de sobra para el contingente estadounidense.

    El columnista indica que Trump está echando a Irán en los brazos de Pakistán. Esto representa un peligro mayor para EEUU en la región, porque el primero posee tecnologías de misiles, mientras que el último goza de arsenal nuclear. Kámenev subrayó que, en caso de que Corea del Norte se sumara a estos dos, la nueva alianza se convertiría en una verdadera pesadilla para Washington.

    Estados Unidos 'se aferra' a Afganistán a pesar de que esta aventura le cuesta una cantidad enorme de dinero y carece de futuro. A juicio del analista, esto quiere decir que Washington viene haciéndose ilusiones acerca de su dominio mundial. Sin embargo, por el momento, el destino del contingente estadounidense en tierras afganas depende completamente de la ruta paquistaní.

    "Cuando EEUU salga de Afganistán, esto marcará 'de facto' la caída del imperio estadounidense y la despedida de Washington de la política de hegemonía mundial que predijo el congresista Ron Paul. Si existe la posibilidad de un 'gran acuerdo' entre Rusia y EEUU, este documento debería tratar sin duda sobre Afganistán", concluyó Kámenev.

    Además:

    "El fin de EEUU como imperio lo hace más agresivo aún"
    De Camboya a Afganistán: las operaciones más importantes de las Fuerzas Especiales rusas
    Washington, a punto de empezar una nueva guerra en Afganistán
    Operación Tormenta 333: El golpe secreto de la URSS
    Etiquetas:
    conflicto armado, guerra, Afganistán, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik