En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    10191
    Síguenos en

    La tarde del 21 de mayo Corea del Norte realizó el octavo lanzamiento en este año. La comunidad internacional suele criticar a Pyongyang cada vez que el país juche se atreve a llevar a cabo nueva prueba, pero ya desde hace 20 años sin ningún efecto, dice el artículo de Nihon Keizai.

    El reciente lanzamiento del misil balístico por Corea del Norte, cuya meta es tantear la respuesta de Estados Unidos, puede socavar la estabilidad política interior de Washington, adelanta la nota.

    "Los círculos políticos estadounidenses se encuentran en un caos tras el 'escándalo ruso'. Es posible que la Administración Trump se debilite a causa de los problemas a los que se encara en la actualidad", indica el medio.

    Según Nihon Keizai, esto quiere decir que las contramedidas de Trump respecto a Corea del Norte serán limitadas.

    Los medios estadounidenses informan que el portaviones nuclear USS Ronald Reagan se está dirigiendo rumbo a la península de Corea para sumarse al grupo de USS Carl Vinson que ya está en la región.

    Los militares estadounidenses desplegarán dos portaviones en mar de Japón, lo que significa que habrá una situación extraordinaria en la región. Entretanto, Corea del Norte afirma que percibe tal acción como presión militar.

    Lea también: La verdad oculta sobre la Flota submarina de Corea del Norte

    En realidad Pyongyang cree que la presión militar de la Administración Trump es una farsa. La política de diálogo y presión estadounidense "existe solo en papel", señala el autor de la publicación.

    "Los últimos acontecimientos coinciden con el viaje de Trump al extranjero. El dirigente estadounidense visita Arabia Saudí, Israel y asiste a la reunión de los líderes de los países miembros de la OTAN. El 26 de mayo en Italia arranca la cumbre del G7, a la que asistirá el primer ministro japonés Shinzo Abe. Las acciones de Pyongyang serán una ducha de agua fría para todos estos eventos", detalló el autor de la nota.

    Se agrega que pese a todo, Corea del Norte "necesita un diálogo con la Administración Trump para prolongar la vida al régimen de Kim Jong-un".

    Pyongyang quiere que Washington lo reconozca como una potencia nuclear, pero EEUU nunca lo hará, observa el autor. Las discrepancias existen ya desde hace 20 años y "no parece que las partes lleguen a un acuerdo a corto plazo", concluyó.

    Más aqúi: ¡No abran la Caja de Pandora! Seis sólidas razones para no bombardear Corea del Norte

    Además:

    Corea del Norte: bloqueada pero no aislada
    La supuesta amenaza de Corea del Norte que todos ignoran
    Corea del Sur detecta el octavo lanzamiento de misil desde el Norte
    Etiquetas:
    Donald Trump, EEUU, Corea del Norte
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook