17:13 GMT +319 Febrero 2018
En directo
    Aire contaminado en la ciudad de Shenyang, China

    Los gobiernos locales chinos, culpados por la mayor contaminación de la historia

    © AFP 2018/
    Asia y Oceanía
    URL corto
    Cambio climático (85)
    0 10

    La prensa nacional y la población de China han criticado la lentitud de los gobiernos locales para afrontar la peor ola de contaminación atmosférica que se recuerda desde que empezaron a monitorizarse los cielos.

    Muchas de las ciudades del noreste de China llevan varios días cubiertas por un espeso manto gris debido a la puesta en marcha de la calefacción por el inicio del invierno.

    La contaminación afectó a diez ciudades el viernes, a 18 el sábado y a 21 el sábado, según el Ministerio de Protección Medioambiental.

    En Shenyang (capital de Liaoning) llegaron a registrase concentraciones de 1.400 microgramos por metro cúbico de PM2,5 (las partículas más pequeñas y dañinas porque entran directamente en los conductos respiratorios), lo que multiplica por 56 el nivel de 25 microgramos que recomienda la Organización Mundial de la Salud.

    La población de Dongbei (las tres provincias del noreste de China) cuelgan estos días fotografías donde apenas se distinguen los contornos entre un ubicuo magma gris y culpan a las autoridades de no haberles protegido contra la contaminación.

    Las autoridades de Shenyang restringieron la actividad de industrias contaminantes el lunes, una decisión juzgada como tardía por muchos.

    He Kebin, jefe de la Escuela Medioambiental de la Universidad de Tsinghua, ha declarado que los gobiernos locales deberían mejorar la tecnología para predecir cuándo la polución va a aumentar hasta niveles peligrosos.

    "Deberían mejorar el sistema de respuesta de emergencia con regulaciones más exactas", ha afirmado al diario China Daily.

    La prensa local ha desvelado que se pospusieron medidas elementales como las advertencias a los ciudadanos o la detención de obras.

    "Los gobiernos locales carecen de experiencia para frenar la contaminación grave y responder al descontento ciudadano", señala un editorial del diario Global Times, que sostiene que las autoridades aún están en periodo de aprendizaje.

    No es raro que el inicio del invierno desencadene una ola contaminante en el norte del país, donde el frío es combatido con calefacción predominantemente basada en el carbón.

    Según el Global Times, los gobiernos locales se enfrentan al dilema de implementar las normativas medioambientales o pensar en las condiciones de vida de sus ciudadanos.

    "Es un asunto espinoso tener que elegir entre quedarse en el frío o tener cielos limpios", señala.

    El medioambiente se ha convertido en uno de los principales lamentos de la clase media china, que le pide al Gobierno un ecosistema menos hostil.

    Pekín ha emprendido una ambiciosa política medioambiental pero las necesidades productivas de la segunda economía mundial lastran su avance.

    China admitió que solo ocho de las 74 principales ciudades del país superaron los estándares nacionales de la calidad de aire en 2014.

    Tema:
    Cambio climático (85)

    Además:

    China reduce su contaminación atmosférica, según Greenpeace
    Un documental sobre el problema de la contaminación en China arrasa en las redes sociales
    Etiquetas:
    contaminación, Organización Mundial de la Salud, Shenyang, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik