19:06 GMT +316 Noviembre 2018
En directo
    Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México

    Presidente electo: neoliberalismo causó violencia e inseguridad en México

    © AP Photo / Anthony Vazquez
    América Latina
    URL corto
    111

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El modelo económico neoliberal es la causa de la violencia e inseguridad en México, mientras que la política antidrogas del próximo Gobierno será implementada "libremente como país soberano", afirmó el presidente electo Andrés Manuel López Obrador al clausurar los foros para la pacificación.

    "El nuevo gobierno federal no apostará a la guerra para atender el problema de la inseguridad", y el futuro presidente "nunca ordenará la represión hacia los ciudadanos; por el contrario, atenderán las causas de la inseguridad y de la violencia que son resultado de 30 años de política económica neoliberal", dijo en una declaración el futuro mandatario.

    En el último de los Foros de Consulta para la Pacificación y la Reconciliación Nacional, que recorrieron el país recogiendo el clamor de las víctimas de la violencia, el Gobierno que encabezará el líder de la izquierda nacionalista dijo que protegerá los derechos humanos en todo momento y que "llegará a la verdad, buscará la justicia en todos los casos", entre los que destacó el de 43 estudiantes de la escuela normal rural de maestros de Ayotzinapa, desaparecidos desde septiembre de 2014.

    Asimismo, el mandatario se comprometió a escuchar a las víctimas y sus familias "con las puertas del país abiertas a organizaciones como la Organización de las Naciones Unidas (ONU)".

    Sin embargo, precisó que las decisiones las tomará en un marco de soberanía e independencia, "sin subordinarnos a ninguna nación extranjera", enfatizó sin mencionar a ningún país en el acto celebrado en el Archivo General de la Nación de la capital.

    Siete compromisos por la paz

    En una lista de siete compromisos, López Obrador mencionó, en primer lugar, que descartará el uso de la fuerza extrema como premisa de acción.

    "No apostar a la guerra, el próximo gobierno se compromete a eso", que implica "no optar por el exterminio de los seres humanos, que no haya masacres en nuestro país, que podamos garantizar la paz y la tranquilidad sin el uso extremo de la fuerza", prosiguió en su alocución.

    Para hablar con la verdad, "basta de la simulación, de echarle la culpa siempre a los de abajo, a los que reciben instrucciones, a los que reciben órdenes", expresó, "porque el jefe de Estado es el principal responsable en un estado de inseguridad y de violencia".

    El segundo compromiso es atender las causas del clima de inseguridad y violencia.

    "Se ha hecho a un lado el análisis de las causas que han originado la violencia, como si la violencia hubiese surgido de la nada (…), no hay en el análisis nada sobre el estancamiento de 30 años, nada que señale que no hemos crecido como país, que llevamos 30 años sin crecimiento económico", dijo aludiendo al modesto crecimiento promedio de 2,5 por ciento anual en las últimas décadas, aunque sin recesión.

    Radio: La violencia contra los periodistas en México sigue impune

    En tercer lugar, López Obrador señaló que el enfoque de derechos humanos empezará a permear en todas las corporaciones de seguridad.

    "Que los policías, marinos, soldados, vayan formándose en el respeto a los derechos humanos, que todas estas corporaciones tengan como base en los programas de estudio la regulación en el uso de la fuerza", señaló como tema básico para avanzar.

    El cuarto compromiso se refiere a dar atención sincera y fraterna a las víctimas.

    "Vamos a hacer justicia y a conocer la verdad en casos que duelen mucho, que han afectado a todos los mexicanos: hice el compromiso de que se va a crear la comisión para conocer la verdad y hacer justicia en el caso de los jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa, vamos a ir al fondo", exclamó.

    Temas relacionados: López Obrador: pueblo de México votó por un Gobierno honrado y contra la violencia

    Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México
    © REUTERS / Edgard Garrido
    La sexta promesa es la liberación de los presos políticos: "desde el 1 de diciembre daremos a conocer un acuerdo, un decreto o el instrumento legal que corresponda para liberar a todos los presos políticos y luchadores sociales que están injustamente encarcelado", se comprometió.

    La séptima promesa es dar la bienvenida a organizaciones defensoras de derechos humanos que acompañarán al gobierno en la búsqueda de pacificación, justicia y reconciliación nacionales.

    "Abrir el país, el que nada debe, nada teme, el que podamos contar con la colaboración de organizaciones defensoras de derechos humanos", puntualizó en último lugar.

    El año 2017 fue el más violento de un siglo de historia desde la Revolución Mexicana que estalló en 1910.

    En los últimos 12 años han muerto más de 150.000 personas en el marco de la guerra contra el crimen organizado y el narcotráfico, hay más de 37.000 personas desaparecidas, y centenares de fosas clandestinas, según datos oficiales.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    seguridad, violencia, neoliberalismo, Andrés Manuel López Obrador, México