06:56 GMT +319 Noviembre 2018
En directo
    Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México

    Presidente mexicano electo descarta desequilibrios por consulta sobre nuevo aeropuerto

    © REUTERS / Javier Verdin
    América Latina
    URL corto
    120

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El presidente mexicano electo, Andrés Manuel López Obrador, descartó que una consulta ciudadana acerca de continuar las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) o construir dos pistas en una base aérea militar, cerca de la capital, pueda provocar desequilibrios macroeconómicos.

    "Quiero decirles que no va a suceder nada, porque para meter miedo se habla de que va a haber desequilibrios macroeconómicos, problemas en la bolsa, devaluación, nada de eso", dijo en un mensaje grabado antes de asistir a un foro con empresarios en la ciudad de Guadalajara (centro).

    Las inversiones realizadas en el aeropuerto de Texcoco, al este de la capital, cerca del actual aeropuerto internacional, que costaría unos 15.000 millones de dólares, con un avance del 20% según el mandatario y del 35% según los inversionistas, "están respaldadas por el Gobierno, por lo que es falsa la posibilidad de desequilibrios macroeconómicos, si las obras llegan a cancelarse como resultado de la consulta nacional", dijo López Obrador.

    El mandatario, que tomará posesión el 1 de diciembre próximo, dijo que la consulta del 25 al 28 de octubre en más de 50 ciudades del país, es "un ejercicio de democracia participativa" que incluye a todos los ciudadanos.

    Si la consulta decide frenar la mayor obra de infraestructura del Gobierno saliente del presidente Enrique Peña Nieto, y opta por construir otro en la base militar de Santa Lucía, "la misma obra que tienen ahora asignada en Texcoco la van a hacer (los inversores), nada más que en (la base militar) Santa Lucía, si así lo resuelve la gente", insistió el futuro mandatario.

    Temas relacionados: Presidente mexicano electo continuaría construcción de aeropuerto con inversión privada

    El líder de la izquierda nacionalista estima que quienes rechazan la consulta "están acostumbrados al autoritarismo (…), yo podría decidir que continúe el aeropuerto de Texcoco o que se hagan dos pistas en Santa Lucía; pero no, vamos a decidir entre todos, esa es la democracia participativa", puntualizó.

    Objeciones a la consulta

    El secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), el excanciller mexicano Angel Gurría, señaló este mismo martes que "los ojos del mundo están puestos en México" por el proyecto de gestión del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

    "México no puede fallar, pondría en riesgo su prestigio como plataforma de inversión, tiene que demostrar que sí se puede llevar a cabo en el país una obra de esta envergadura", asegura Gurría.

    Por otra parte, los analistas de Citibanamex advirtieron en un análisis titulado "El nuevo aeropuerto en Ciudad de México: ¿en vísperas del error de octubre?", de un impacto negativo en la productividad, al cancelar "la única opción viable para expandir la capacidad aeroportuaria" de la Ciudad de México.

    "Las multas financieras y la pérdida del capital ya invertido alcanzarían cerca de 6.300 millones de dólares, equivalente al 0,5% del Producto Interno Bruto (PIB), incluyendo más de 1.300 millones de dólares de recursos públicos ya devengados", estimó el mayor consorcio bancario del país.

    Temas relacionados: El próximo Gobierno mexicano invertirá $260 millones en "cirugía mayor" de aeropuertos

    Si la consulta se inclina por cancelar la obra diseñada por el galardonado arquitecto británico Norman Foster, "se intensificará la percepción en los mercados de que la administración de López Obrador tomará decisiones públicas de forma discrecional y populista: la inversión privada enfrentaría un ambiente económico y legal más incierto hacia el futuro", asegura el grupo financiero.

    El actual aeropuerto internacional capitalino puede servir a unos 34 millones de pasajeros al año, sin embargo en 2017 atendió a 45 millones de pasajeros, es decir un 30% más que su capacidad.

    Si se termina de construir, el NAIM podría atender a 125 millones de pasajeros al año, más de tres veces la capacidad del actual aeropuerto.

    Por otra parte, las dos pistas en la base militar de Santa Lucía podrían servir a hasta a 50 millones de pasajeros, y con la modernización de los dos viejos aeropuertos de la capital y la vecina ciudad de Toluca, podrían atender a unos 110 millones de pasajeros anuales, según el equipo de transición presidencial.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    consulta popular, aeropuerto, Andrés Manuel López Obrador, México