11:58 GMT +319 Octubre 2018
En directo
    Policía militar brasileña en la favela Rocinha de Río de Janeiro

    Ejército brasileño abandonará favela que fue usada como test de intervención militar en Río

    © AP Photo / Silvia Izquierdo
    América Latina
    URL corto
    0 01

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El Ejército de Brasil abandonará en los próximos días la favela Vila Kennedy de esta ciudad, que en las últimas semanas fue escenario de operaciones que sirvieron como laboratorio de la intervención militar que vive el estado de Río (sureste), informó la prensa local.

    Habrá un "decrecimiento gradual del número de militares en Vila Kennedy" y éstos serán sustituidos paulatinamente por la Policía Militar, aseguró este martes el coronel del Comando Militar del Este, Carlos Cinelli, en declaraciones a la cadena O Globo.

    En la actualidad cerca de 50 militares patrullan diariamente las calles de esta favela, situada en la zona oeste de la ciudad, pero las primeras operaciones del Ejército llegaron a movilizar 1.400 hombres, que se dedicaban principalmente a retirar las barricadas que colocaban los narcotraficantes para impedir la entrada de agentes externos.

    Especialistas en seguridad pública y la prensa local criticaron las operaciones porque durante el día los militares retiraban los obstáculos y por la noche los narcotraficantes los volvían a colocar, por lo que se prevé que la región vuelva a estar controlada por el narcotráfico en cuanto el Ejército deje la zona.

    Le puede interesar: Popularidad de Temer mejora levemente tras intervención militar en Río de Janeiro

    Vila Kennedy ha sido objeto de las principales polémicas de la intervención militar que vive Río de Janeiro desde mediados de febrero, ya que al principio los militares fotografiaron a varios vecinos junto a sus documentos de identidad para ficharles.

    Más recientemente el Ayuntamiento de Río aprovechó el clima de seguridad momentánea para derribar varios kioscos de comidas que suponían el sustento de varios vecinos de la favela, una operación que fue duramente criticada y que llevó al alcalde, Marcelo Crivella, a pedir disculpas y prometer construir otros nuevos.

    El Gobierno que dirige Michel Temer decretó a mediados de febrero una intervención federal en el estado de Río que supuso colocar a las Fuerzas Armadas en el mando del área de seguridad pública, algo sin precedentes en la democracia brasileña.

    Lea también: Gobierno de Brasil: operativos de seguridad de FFAA son ejemplares

    En una entrevista reciente el interventor federal, el comandante Walter Souza Braga, aseguró que los efectos de la presencia militar tardarían unos cuatro meses en notarse en las calles.

    Por el momento los niveles de violencia siguen igual que antes de la intervención, con incidentes destacados como la muerte de dos niños y el asesinato de la concejala y activista por los derechos humanos Marielle Franco, que precisamente era muy crítica con los efectos de esta intervención militar.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    La intervención militar en Río de Janeiro, ¿'marketing electoral' del presidente brasileño?
    La intervención federal de Río de Janeiro: algo más que una medida de seguridad
    Ministro de Defensa: Brasil tiene un sistema de seguridad fallido
    Militares al acecho en Brasil
    Etiquetas:
    laboratorio, seguridad, militares, intervención, Río de Janeiro, Brasil