En directo
    América del Norte
    URL corto
    11492
    Síguenos en

    A través de sus respectivas embajadas, los Gobiernos de México y EEUU se han reunido al menos en dos ocasiones en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) mexicana para discutir sobre la nueva Ley de seguridad nacional aprobada por el Senado, particularmente en las afectaciones a la inmunidad diplomática de los agentes de la Unión Americana.

    Durante las reuniones los representantes de Washington han expresado su preocupación por la pérdida de esta protección para los agentes que realizan tareas de inteligencia y aplicación de la ley en México, informa Milenio.

    Al respecto, los funcionarios mexicanos han explicado a sus contrapartes que la nueva Ley de Seguridad Nacional no pretende afectar la cooperación bilateral entre ambos Gobiernos, aunque busca que se fortalezcan los canales y mecanismos de colaboración, con base en el interés de México.

    La cancillería también ha mencionado que las reformas servirán para formalizar en leyes los acuerdos que México tiene con Estados Unidos desde hace años en materia de seguridad. En ese sentido, la nueva legislación asistirá para que los agentes estadounidenses que realizan actos irregulares durante sus misiones en territorio mexicano sean llevados ante tribunales.

    Pese al diálogo entre representantes diplomáticos, la Administración de Control de Drogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) habría informado al director general del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Audomaro Martínez Zapata, que no compartirá información con la SRE ni tampoco brindará datos sobre sus agentes en México.

    Según La Política Online, la DEA considera sorprendente que se le exija compartir información sensible con funcionarios de la Cancillería mexicana. Al respecto, afirma que los estadounidenses desconfían del sistema de resguardo de información del Gobierno mexicano, donde acusa que las filtraciones son una práctica común y los ciberataques son frecuentes.

    El 10 de diciembre, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, recordó que, con el arresto del exsecretario de la Defensa Salvador Cienfuegos, Estados Unidos violó su acuerdo de cooperación con el país latinoamericano, por lo cual, tras una protesta por canales diplomáticos, Washington reconoció su falta y decidió regresar al general para que la Fiscalía General de la República realice una investigación por cuenta propia.

    "En el caso del general Cienfuegos existen acuerdos que no se cumplieron, porque antes los agentes del Gobierno de Estados Unidos entraban, salían y hacían lo que querían, y se les permitía porque no se defendía el principio de independencia y de soberanía de nuestra nación. No olvidemos lo que paso con el operativo Rápido y Furioso, cómo se permite que una de estas agencias lleve a cabo un plan para introducir armas a México con la anuencia de las autoridades mexicanas", acusó.

    López Obrador envió el 8 de diciembre un proyecto de reforma para modificar la Ley de Seguridad Nacional mexicana, con la intención de regular la presencia de agentes extranjeros en México y obligarlos a actuar en el marco de la cooperación bilateral.

    Ricardo Monreal, coordinador del grupo parlamentario del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), indicó que la propuesta limitaría a los agentes extranjeros a realizar actividades de enlace para el intercambio de información con las autoridades mexicanas. Asimismo, se les retiraría su inmunidad por delitos o por sobrepasar los límites de su autoridad.

    El 9 de diciembre, el Senado mexicano aprobó por 72 votos, 21 en contra y 1 abstención los cambios a la Ley de Seguridad Nacional propuestos por López Obrador. El dictamen todavía debe ser aprobado por la Cámara de diputados para su publicación.

    Etiquetas:
    Buró Federal de Investigaciones (FBI), EEUU, DEA, CIA, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook