En directo
    América del Norte
    URL corto
    Por
    0 41
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Las universidades mexicanas se alistan para disputar el mercado de educación superior a distancia con instituciones europeas y estadounidenses que han aprovechado la pandemia del COVID-19 para expandirse aceleradamente en la región, señalan expertos e investigadores.

    "Es una oportunidad para que las universidades mexicanas puedan posicionarse en el conjunto de opciones formativas de educación superior, sobre todo garantizando el acceso a los grupos poblacionales menos favorecidos en la región", dijo a Sputnik la investigadora mexicana Zaira Navarrete, ganadora del Premio Nacional de Ciencias Sociales por sus trabajos sobre la Educación.

    Navarrete presentó esta semana un trabajo sobre la actividad desarrollada por las universidades mexicanas para posicionarse en el mundo de la educación virtual.

    Esa investigación constató que en México operan 182 instituciones de educación superior que brindan una oferta de educación no presencial en un total de 969 licenciaturas diferentes.

    Durante el último semestre y en virtud a la contingencia sanitaria desatada por la pandemia, las universidades debieron privilegiar los modelos de educación remota a distancia para poder atender a sus estudiantes.

    No obstante, según la investigadora, el coronavirus simplemente aceleró un proceso de adopción de los mecanismos virtuales por parte de las instituciones de educación superior.

    En las últimas décadas la educación a distancia se ha extendido rápidamente por América Latina, notablemente con la irrupción de una oferta proveniente de Europa, sobre todo España, y de EEUU.

    "La universidad virtual crea otros escenarios posibles incluyendo la democratización de la educación y de la investigación", explica Navarrete.

    Teconología que salva a la educación

    Gracias a la digitalización y la virtualidad, un estudiante en un barrio pobre de Santiago de Chile o en un poblado perdido de la Amazonia brasileña tiene ahora la posibilidad de estudiar y graduarse en la universidad de Valencia o en la de Miami, sin tener que salir de su territorio.

    Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (Unesco), en América Latina hay cerca de 260.000 estudiantes que realizan sus carreras universitarias en modalidades no presenciales, pero la cifra podría multiplicarse por diez en la próxima década.

    Es una oportunidad que ha creado un mercado atractivo en el cual están presentes actores como las universidades tradicionales junto a nuevos protagonistas como Google que recientemente ha anunciado que ofrecerá capacitaciones online que en seis meses y por un costo de 300 dólares permitirán obtener el equivalente a un título universitario en licenciatura, que habitualmente toma cuatro años.

    "Es el mayor desafío en siglos" para la educación superior", señala el profesor Leoncio Vega, de la universidad de Salamanca (España).

    Vega participó esta semana en el foro "Hacia la universidad global 2030" organizado en la capital mexicana por esa institución y por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

    "Caminamos hacia una nueva educación que requiere nuevos entornos, quizá ya no requeriremos edificios, aulas, salones, oficinas o despachos sino que la nueva educación nos obliga a diseñar nuevos espacios virtuales donde aprender e investigar" señaló Vega durante su intervención en el evento que se desarrollo utilizando la plataforma de comunicación Zoom.

    Los nuevos retos

    El desafío para los Estados será el de proteger mediante la reglamentación y la vigilancia de la calidad, la educación superior que ofrecen estos nuevos protagonistas.

    "Lo que está en juego es saber si la sociedad seguirá encargando la educación a instituciones como la escuela o la universidad, o a estos nuevos actores" subrayó Vega, quien fue director del departamento de Teoría e Historia de la Educación de la universidad española.

    Para Vega, la emergencia educativa que se derivó de la pandemia del COVID-19 ha puesto de relieve que el papel de los docentes sigue siendo fundamental y que la educación no se le puede encargar sólo a tecnócratas.

    "La pandemia ha puesto de relieve que más que las instituciones y las políticas (educativas) están siendo importantes los docentes enormemente creativos y que han sabido reaccionar con creatividad a la situación excepcional que están viviendo", agregó el académico.

    Un estudio del Banco Mundial señaló que la cobertura de la educación superior se duplicó en dos décadas en América Latina.

    Esto posibilita que la cobertura pasara de 21 al 40% de población juvenil que logra acceder a estudios universitarios.

    Sin embargo, esa cobertura sigue siendo tremendamente desigual cuando se divide según categorías de ingresos.

    El mismo estudios alerta que, en 2019, solamente un 16% de los latinoamericanos más pobre tenía acceso a la universidad.

    Etiquetas:
    coronavirus en América Latina, pandemia de coronavirus, educación superior, universidad, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook