En directo

    Educación virtual en época de pandemia: el riesgo de perder la "competencia geopolítica mundial"

    Qué pasa
    URL corto
    Por
    0 132
    Síguenos en

    La forma en la que se responde al COVID-19 en el ámbito de la educación, imponiéndose la enseñanza virtual, quizás resulta en algunos aspectos más perjudicial que la pandemia misma. Lo dijo a Radio Sputnik Eduardo Carelli, profesor universitario con 25 años de experiencia, quien resaltó la irreemplazabilidad de las clases presenciales.

    Sin negar la necesidad de medidas preventivas para evitar los contagios, el docente insistió al mismo tiempo en que las políticas al respecto deberían ser flexibles y ajustarse a cada situación particular.

    "Creo que la educación virtual puede ser una salida coyuntural, un momento en el marco del pico de una pandemia, pero una vez que comience a pasar ese pico, o se detecten las formas de enfrentar la pandemia, los Estados tienen que comenzar a recuperar a través del sistema educativo la presencialidad y el movimiento de las sociedades", apuntó Carelli.

    Subrayó que no justifica la presencialidad "cuando los cursos son masivos", pero sí cuando se trate de "cursos con muy pocos alumnos" o haya "un espacio que garantice el distanciamiento social".

    "En mi opinión, los países, las universidades, las sociedades, pierden mucho si no recuperan la presencialidad, porque la educación virtual no garantiza ni la misma calidad, ni el mismo nivel, ni la misma profundidad del conocimiento que puede impartir un docente desde la presencialidad", argumentó el profesor, aseverando que "perder la calidad de la educación" crea el riesgo de perder la "competencia geopolítica mundial" por las naciones que cometan esta error.

    "El alumno logra una conexión con el docente a partir de verlo, de estar presente en sus clases, de mirarse a los ojos, y el docente rápidamente detecta cuáles son no solamente los contenidos que tiene que impartir, sino también las necesidades de sus alumnos. Entonces, uno puede reforzar las necesidades de sus alumnos, las demandas de sus alumnos, las ansiedades por el conocimiento selectivo que los alumnos puedan llegar a presentar a partir de la presencialidad", algo que resulta mucho más "difícil" cuando "uno dicta una clase virtual", señaló.

    Eduardo Carelli enfatizó asimismo que el cierre de las aulas presenciales afecta aún más a los "sectores menos favorecidos económicamente" que "no tienen conexión a Internet", entre otras herramientas, para "acceder a la educación virtual", de manera que "quedan absolutamente fuera del sistema educativo".

    "Uno tiene que hacer que esos sectores menos favorecidos retomen de alguna manera la presencialidad, porque si no, la desigualdad social termina profundizándose como consecuencia de este sistema de educación virtual", advirtió, al constatar también que un confinamiento tan prolongado como el de Argentina acaba provocando "trastornos de índole físico y de índole psicológico" en personas, entre ellas, alumnos de primaria.

    Etiquetas:
    alumnos, educación, COVID-19
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook