En directo
    América del Norte
    URL corto
    Por
    0 01
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — Antes que la vacuna capaz de  derrotar al coronavirus, urge en México una perspectiva de género, porque no es lo mismo ser una mujer migrante, una indígena o una capitalina.

    Tal recomendación lleva la firma de la Alta Comisionada de la Organización de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), Michelle Bachelet, y el apoyo de millones de mujeres, muchas de ellas doblemente víctimas de la pandemia de coronavirus y su consecuente cuarentena.

    Miriam González, abogada del Instituto de Mujeres en la Migración, dijo a Sputnik las autoridades mexicanas deben atender el urgente llamado de la Alta Comisionada para defender a niñas y mujeres en la pandemia de COVID-19.

    "Nosotras hemos insistido a lo largo de la pandemia en que las desigualdades de género no surgieron de la emergencia, sino las han hecho evidentes, como dice la Alta Comisionada Bachelet", reseñó la mujer, que trabaja con población femenina indocumentada en territorio mexicano.

    La titular del Acnudh planteó que es hora de asumir el enorme desafío de proteger las mujeres y las niñas mexicanas durante la contingencia, que contempla a mujeres migrantes.

    "Desde el Instituto hemos insistido en tres acciones fundamentales: uno, que el Gobierno debía tomar en cuenta a toda la población dentro del territorio, sin importar su situación, y no utilizar estaciones migratorias que incrementan la propagación del nuevo coronavirus", prosiguió González.

    La segunda es la urgencia de "poner un alto a la detención de las personas”.

    En tercer lugar, darle a esa población estatus por razones humanitarias y acceso a servicios de salud, sin considerar su situación migratoria".

    Bachelet recordó que el tema de los agresiones a las mujeres durante el encierro se inscribe en el marco de fuertes protestas en la calle ocurridas durante el año pasado en 80 países, que en México tuvo a las jóvenes como protagonistas indignadas.

    Una guía sobre la pandemia relacionada con la protección de mujeres y niñas, sobre migrantes, sobre prisiones, sobre personas mayores, sobre personas viviendo con discapacidad, sobre defensoras de derechos humanos, sobre personas de la comunidad LGBTI y personas viviendo con VIH-SIDA, ha sido emitida con sentido de urgencia por la Alta Comisionada.

    Ocuparse de las mujeres

    La expresidenta socialista fue al grano: "quiero mencionar que tenemos que ocuparnos sin duda de las mujeres, pero tenemos que entender que no todas las mujeres son iguales", dijo a las autoridades mexicanas.

    En algunas mujeres, las desigualdades son mucho más profundas, y en algunas se entrecruzan con distintos factores de riesgo.

    Lamentó que la pandemia está afectando a mujeres y niñas en maneras distintas: "como en pasadas emergencias sanitarias, la actual crisis ha estado acompañada por un aumento de la violencia de género en todo el mundo".

    El Fondo de Población de las Naciones Unidas es más pesimista: estima que, si las medidas restrictivas continúan, en seis meses habrá, a nivel global, 31 millones de casos adicionales de violencia de género.

    De continuar las medidas, a éstos se sumarán otros 15 millones de casos cada tres meses.

    México no es la excepción, al también registrar un aumento significativo en las llamadas de emergencia al 911.

    En América Latina la vida de las mujeres es de doble jornada: las mujeres realizan 73% del trabajo de cuidados no remunerado.

    Ellas también representan la mitad del personal médico y más de 80% de las enfermeras, el porcentaje más alto en el mundo.

    Etiquetas:
    migrantes, mujeres, coronavirus, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook