En directo
    América del Norte
    URL corto
    Protestas contra la violencia policial en EEUU tras la muerte de George Floyd (236)
    0 30
    Síguenos en

    BRUSELAS (Sputnik) — Es inaceptable que las autoridades de EEUU libren una auténtica guerra contra los medios de comunicación y sus profesionales, declaró a Sputnik un representante de la Federación Internacional de Periodistas al comentar los recientes ataques de la policía contra los reporteros durante las manifestaciones en EEUU.

    "Es otro ejemplo de la reacción indignante de las autoridades estadounidenses ante el hecho de que los quieren poner bajo control legítimo", dijo el representante de la federación.

    Agregó que "dirigidas por un presidente que regularmente condena y amenaza a los medios de comunicación, las autoridades estadounidenses están librando una guerra contra los periodistas y la libertad de prensa. Esta guerra debe terminar".

    "En los últimos días, los periodistas fueron baleados, gaseados, golpeados, arrestados y amenazados. Es, por supuesto, un intento sistemático de ocultar la brutalidad e injusticia de las autoridades en respuesta a las protestas", precisó la organización.

    Subrayó que "estos periodistas no eran peligrosos y estaban claramente identificados como periodistas, estaban haciendo su trabajo".

    "Hay que responsabilizar a los que atacan y amenazan a los periodistas, la persecución deliberada de los periodistas debe ser castigada", puntualizó.

    Por su parte, la organización internacional Reporteros sin Fronteras comunicó que desde el comienzo de las protestas en EEUU por la muerte del afroamericano George Floyd fueron registrados 68 ataques de la policía y manifestantes contra los periodistas.

    "Después del arresto del personal de CNN que cubría protestas en Minneapolis el 29 de mayo, las tensiones con implicación de periodistas que cubren las protestas en al menos 30 ciudades de EEUU aumentaron nuevamente (…) se registraron al menos 68 ataques de la policía y manifestantes contra los periodistas", dice el comunicado de la organización.

    Se precisa que los empleados de los medios de comunicación fueron atacados con balas de goma, se les roció gas lacrimógeno y spray de pimienta, fueron golpeados y humillados "solo por hacer su trabajo".

    "La demonización de los medios de comunicación por parte del presidente [de EEUU, Donald] Trump ahora está dando sus frutos, cuando tanto la policía como los manifestantes atacan con violencia o arrestan a periodistas claramente identificables", enfatiza la organización.

    Reporteros sin Fronteras pide a las autoridades de EEUU que "reaccionen de inmediato para defender los principios en los que se basa el país, respetando la libertad de prensa y garantizando la seguridad de los periodistas que cubren las protestas".

    En particular, la organización pide imponer moratoria sobre la detención de periodistas y dar instrucciones inmediatas a la policía de que es inadmisible disparar a un periodista.

    El 31 de mayo, un corresponsal de RIA Novosti, Mijaíl Turguíev, fue atacado con gas pimienta en la cara por parte de un oficial de policía de Minneapolis a pesar de identificarse como reportero, mientras cubría protestas contra la brutalidad policial y el racismo en Estados Unidos.

    También los periodistas de la compañía mediática alemana Deutsche Welle fueron atacados por la policía durante las protestas en Minneapolis.

    Por su parte, la corresponsal del canal australiano 7News en EEUU Amelia Brace y el camarógrafo Tim Myers estaban haciendo anoche un reportaje sobre una protesta contra la muerte del afroamericano George Floyd bajo custodia policial, cuando fueron agredidos por agentes fuertemente armados que empujaron a ambos y le propinaron un golpe al camarógrafo.

    La semana pasada, la Policía Estatal de Minnesota arrestó sin motivo aparente a un reportero de la CNN que informaba en directo por televisión sobre las protestas de Minneapolis y se lo llevó esposado junto a otros tres compañeros de su equipo.

    Una ola de manifestaciones inundó Estados Unidos tras la muerte de George Floyd, de 46 años, el pasado 25 de mayo en Minneapolis en un episodio de violencia policial, un hecho que fue filmado y rápidamente se volvió viral.

    Las autoridades movilizaron a la Guardia Nacional y declararon el toque de queda en varias ciudades de EEUU para frenar las protestas que en múltiples ocasiones derivaron en desórdenes, saqueos y vandalismo.

    Tema:
    Protestas contra la violencia policial en EEUU tras la muerte de George Floyd (236)
    Etiquetas:
    periodismo, disturbios, manifestaciones de protesta, protestas, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook