En directo
    América del Norte
    URL corto
    El coronavirus en Estados Unidos (251)
    0 221
    Síguenos en

    El presidente estadounidense, Donald Trump, incumplió varios de los anuncios que hizo desde la Casa Blanca el día en que declaró la emergencia sanitaria por COVID-19. La cooperación con empresas, la realización de test domiciliarios o la compra de petróleo son algunas de las medidas que no se cumplieron.

    El estudio fue hecho por un equipo de investigación de NPR, una organización de medios independiente y sin fines de lucro, a partir de varios de los anuncios hechos por el propio Trump desde el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca.

    Según los analistas, el trabajo dejó al descubierto que la estrategia del Gobierno estadounidense, basada principalmente en la colaboración de empresas como Google y grandes cadenas minoristas, no funcionó en la forma en que Washington lo imaginaba.

    Test de COVID-19 dentro de vehículos en cadenas minoristas no se realizan

    Durante su discurso, Trump anunció un acuerdo con las principales cadenas de farmacias y tiendas minoristas para poder realizar los test de COVID-19 sin descender de sus vehículos (una práctica extendida en varios países para minimizar riesgos). Según el presidente, este mecanismo funcionaría "en localidades críticas identificadas por los profesionales de Salud Pública".

    Un sondeo hecho por NPR detectó que, si bien cadenas como Walmart, Walgreens o CVS dispusieron algunos puntos para la realización de estos exámenes en Chicago y Arkansas, el mecanismo no llegó a generalizarse a todas las áreas críticas del país.

    La organización también comprobó algunas fallas en la comunicación entre el Gobierno y las empresas. La cadena de almacenes Target, por ejemplo, no abrió ninguno de estos espacios para test y, al ser consultada, respondió que estaba esperando que el Gobierno tuviera la iniciativa para articular acciones.

    Los test caseros prometidos no fueron implementados

    Trump también anunció que habría test domiciliarios para aquellas personas que no pudieran dirigirse a los lugares de testeo o se encontraran en áreas rurales. En este anuncio estuvo acompañado por el empresario Bruce Greenstein, vicepresidente ejecutivo del LHC Group, una empresa dedicada a proveer servicios de salud en casa.

    Según NPR, más de 20 centros de LHC en 12 estados diferentes reconocieron que no estaban implementando los test domiciliarios. Los empleados, incluso, dijeron que no disponían de los kits de testeo ni en el entrenamiento para realizar los exámenes.

    Desde la empresa finalmente respondieron a la organización que la compañía se centró primero en trabajar en conjunto con los hospitales para hacer seguimiento de los pacientes recuperados y en conseguir equipamiento para sus enfermeros. Los primeros servicios de testeo domiciliario comenzarían en New Orleans para luego recién expandirse al resto del territorio.

    Google no desarrolló un sitio web para personas con COVID-19

    "Google está ayudando a desarrollar un sitio web, que se está haciendo muy rápido, para determinar si se necesita un test, facilitar la prueba y determinar un lugar apropiado para hacerla", había anunciado el presidente Trump desde el Jardín de las Rosas. Enseguida, añadió que el gigante informático tenía a 1.700 técnicos trabajando en el sitio web.

    El relevamiento de NPR encontró que no existe un sitio web realizado por Google a pedido de la Casa Blanca, tal como había dicho el mandatario. Lo que sí existe es una plataforma desarrollada por Verily, una empresa 'hermana' de Google (ambas integran el conglomerado de Alphabet Inc.), a pedido del Gobierno del Estado de California.

    Según NPR, el sitio tiene prestaciones similares a la anunciada por Trump —coordinar a los pacientes que requieren test— pero no tuvo participación del Gobierno Federal y solo está disponible en cinco condados del Estado de California.

    La compra de petróleo y la habilitación especial de médicos no fueron autorizadas

    Una de las medida anunciadas por Trump para mejorar la respuesta del sistema de salud es eliminar los requisitos para que médicos de otros Estados puedan desempeñarse en los territorios donde hay más necesidad de profesionales de la salud.

    La Casa Blanca no pudo cumplir con ese objetivo puesto que, según ratificaron especialistas en derecho laboral y de la salud del país norteamericano, se trata de regulaciones que dependen de los propios Estados.

    Así, indicaron, el Gobierno Federal solamente tendría poder de decisión en los requisitos para los médicos que atienden a pacientes beneficiarios de programas federales como Medicare (destinado a adultos mayores o con discapacidad), Medicaid (para personas de bajos recursos) o CHIP (destinado a niños).

    Trump también se estrelló contra una pared cuando intentó cumplir su anuncio de comprar "grandes cantidades" de petróleo, aprovechando su caída en el precio, para almacenar en las reservas estratégicas estadounidense. A pesar de la voluntad del Gobierno Federal, los fondos extraordinarios para esa compra deben ser autorizados por el Congreso. Un vocero del Departamento de Energía citado por NPR indicó que el parlamento no otorgaría esos fondos.

    La cooperación entre el Gobierno Federal y las empresas no funcionó

    Los desentendimientos con las cadenas de almacenes y Google son parte de un problema que también sufrieron otras compañías que respaldaron el anuncio del 13 de marzo —incluso sus ejecutivos estuvieron parados junto a Trump—: los problemas de cooperación entre la Casa Blanca y el sector privado.

    El análisis de NPR menciona que, a un mes del anuncio de Trump, los principales laboratorios de testeo de EEUU siguen sin contar con la asistencia del Gobierno Federal para solucionar los problemas que habían planteado a Trump en el comienzo de la crisis. Las empresas reclaman fondos públicos para invertir en nuevas instalaciones, apoyo para mantener la cadena de abastecimiento y estándares claros sobre qué pacientes priorizar a la hora de realizar test.

    Tema:
    El coronavirus en Estados Unidos (251)
    Etiquetas:
    COVID-19, Donald Trump, coronavirus, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook