En directo
    América del Norte
    URL corto
    9403
    Síguenos en

    El propietario de una empresa que provee a la Marina de EEUU de equipamiento militar se enfrenta a una acusación federal de fraude después de engañar a las autoridades sobre el lugar de fabricación de los productos.

    Arthur Morgan, director ejecutivo de 67 años de la compañía proveedora, afirmó falsamente que los chalecos antibalas, los cascos protectores y el equipo antidisturbios que suministra su empresa se fabricaron en Hong Kong y en EEUU. No obstante, tenían como procedencia a China continental.

    Según la ley, los productos deben ser fabricados en los países de una lista especial que no incluye a China continental. Si un contratista quiere suministrar bienes de países no designados, debe revelar específicamente esa información en una oferta inicial, lo que Morgan no hizo.

    La empresa de Morgan se convirtió en un proveedor autorizado de equipamiento en 2003. En 2014, la lista de precios de la empresa indicaba que los chalecos y cascos se fabricaban en Hong Kong. En 2017, Morgan declaró que los cascos protectores, los trajes antidisturbios y los escudos se habían producido en Louisa, Virginia (EEUU).

    Sin embargo, la inspección fiscal reveló que en el lugar de la supuesta fábrica no hay nada.

    "Específicamente, no se observó ninguna instalación de fabricación en la dirección que parecía, desde el punto de mi observación, ser un campo y/o área boscosa con varios vehículos", señala la declaración fiscal.

    Asimismo, resultó que las fotos del casco que presentó Morgan habían sido alteradas. Una búsqueda de imagen inversa demostró que el casco original estaba en Alibaba.com, un sitio de comercio electrónico chino, lo que indica que el casco fue hecho por una empresa china. Otra búsqueda de imagen inversa detectó que lo mismo ocurría con un chaleco antibalas.

    Los fiscales encontraron que la compañía de Morgan recibió 14 envíos de chalecos o cascos entre 2015 y 2017 de la misma empresa china que publicó fotos en Alibaba.com.

    Entre 2015 y julio de 2019, cinco agencias federales hicieron nueve pedidos de chalecos antibalas, cascos o equipo antidisturbios a la empresa de Morgan, por un precio total de unos 640.000 dólares.

    Morgan podría enfrentar una sentencia máxima de 20 años en una prisión federal.

    Etiquetas:
    fraude, suministro de armas, EEUU, Marina de Estados Unidos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik