En directo
    La Agencia Central de Inteligencia

    Exoficial de la CIA: "Los responsables de las torturas viven impunes y bien remunerados"

    © AP Photo/ Carolyn Kaster
    América del Norte
    URL corto
    5383

    Los oficiales de la CIA de EEUU que aprobaron el uso de técnicas de interrogación inhumanas en sus prisioneros nunca han sido castigados y ahora trabajan para los contratistas de la comunidad de inteligencia cobrando buenos salarios, lamentó el exoficial de agencia Philip Giraldi.

    De esta manera Giraldi comentó en una entrevista con Sputnik las recientes revelaciones de que la CIA podría haber usado sedantes para tratar la ansiedad —"que posiblemente causaban el efecto de una droga de la verdad"— y un compuesto de origen dudoso que provocaba amnesia en los prisioneros —algo "que a veces era el efecto deseado"—.

    El exagente de la CIA y exoficial de Inteligencia del Ejército de EEUU que actualmente trabaja como el director ejecutivo de la organización independiente sin ánimo de lucro Consejo para Intereses Nacionales, destacó que el uso de drogas en los prisioneros es "generalmente considerado como un crimen de guerra".

    "Es vergonzoso que el Gobierno de EEUU y la CIA consideraron usar las llamadas drogas de la verdad en los detenidos", aseveró.

    El experto mencionó que la CIA también capturaba a personas, las enviaba a países donde podrían ser torturadas y también dirigió sus propias torturas en prisiones de Tailandia y Europa del Este.

    Más: ¿Stranger Things? Cómo la CIA utilizó la experiencia nazi para controlar la mente

    La tragedia real, según el interlocutor de Sputnik, consiste en que "nadie ha sido responsabilizado por estos crímenes".

    "Los oficiales superiores que aprobaron estas técnicas nunca fueron castigados y ahora están trabajando para los contratistas de la comunidad de inteligencia, y cobran altos salarios", enfatizó.

    Según Giraldi, la razón por la que la CIA nunca solicitó al Departamento de Justicia la aprobación del uso de drogas durante sus interrogatorios fue porque no quería levantar otro escándalo como el que surgió cuando fue acusada de usar técnicas como la privación de sueño, el confinamiento en celdas pequeñas y el submarino.

    Tras los ataques terroristas perpetrados el 11 de septiembre de 2001 que mataron aproximadamente a 3.000 personas en Nueva York, los agentes estadounidenses recurrieron a los métodos de tortura controversiales para interrogar a los sospechosos.

    En particular, la CIA creó sitios secretos en países extranjeros para encarcelar a los sospechosos de terrorismo sin respetar el debido proceso legal.

    También: "El nombramiento de la nueva directora de la CIA sugiere una vuelta a la práctica de la tortura"

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    torturas, impunidad, agentes, CIA, EEUU