01:26 GMT +312 Diciembre 2018
En directo
    Un caza F/A-18, foto archivo

    Un auto se mete en una base militar estadounidense y choca violentamente contra un F/A-18 (video)

    © REUTERS / Vincenzo Pinto
    América del Norte
    URL corto
    3121

    Un auto perseguido por el helicóptero de la Policía se adentró en una base aérea de Lemoore en California. No obstante, no fueron los agentes de la policía ni los militares los que lo detuvieron, sino un brutal choque contra un caza F/A-18 Hornet.

    Los hechos tuvieron lugar en 2016, pero las imágenes de visión nocturna del increíble suceso fueron publicadas recientemente, informa el medio The Aviationist. En ellas se ve cómo un todoterreno Jeep Grand Cherokee logra irrumpir en el territorio de la base militar.

    El auto estuvo merodeando por la base aérea durante unos diez minutos hasta que se adentró en el área donde estaban aparcados los cazas estadounidenses. En un determinado momento llega a chocar contra un estabilizador de cola de uno de ellos (minuto 10:06 del vídeo).

    Según se desprende del vídeo, el golpe fue tan fuerte, que el todoterreno literalmente 'cortó' un trozo del estabilizador. Unos cuantos metros más adelante el auto se detuvo. Por desgracia, la acompañante murió en el acto y el conductor falleció más tarde en un hospital.

    También: Persecución 'de cine': una conductora le toma el pelo a la policía ucraniana

    De acuerdo con el columnista del medio, David Cenciotti, este episodio generó muchos cuestionamientos sobre el nivel de seguridad en la base militar.

    "¿Cómo pudo un vehículo pasar por un punto de seguridad armado de la Marina estadounidense y luego merodear durante varios minutos dentro de una base aérea activa en plena actividad de vuelos?", se pregunta el experto.

    Según el informe de la investigación que siguió al accidente, las barreras hidráulicas que se elevan del suelo para frenar intrusiones como esta fueron desplegadas cuando el todoterreno ya estaba dentro.

    Luego, los oficiales de la Policía no pudieron avisar al personal de la base Lemoore sobre la persecución: estaban llamando a un número de teléfono que estaba asociado a un edificio de la base que había sido demolido diez años atrás.

    Más: Las 'enfermedades' que aquejan al Ejército de EEUU

    Además, los intentos de contactar con el personal de la base por un número de teléfono alternativo también fallaron, informa el columnista. Lo peor de la situación es que los marines que estaban en el punto de control ni sabían sobre el intruso.

    "Los marines no supieron sobre el todoterreno hasta que un agente de la policía que participaba en la persecución vino al punto de control y les informó de lo ocurrido", agrega Cenciotti.

    Los oficiales lograron establecer contacto con la base aérea solo seis minutos después de que el Jeep Grand Cherokee colisionara con el F/A-18 Hornet. Además, el columnista destaca que las radios usadas por el personal de la base Lemoore no eran compatibles con los equipos de las autoridades locales.

    A pesar del contenido del informe que fue presentado al público, no se informó sobre los cambios que se llevarían a cabo para aumentar el nivel de seguridad de la base aérea de Lemoore, señala el columnista.

    Lo único que se menciona, es que las listas de contactos se actualizarían y se pondrían a prueba las líneas de comunicación con las autoridades.

    Tema relacionado: El problema militar más grande para EEUU (y no es China ni tampoco Rusia)

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    accidentes, avión de caza, impacto, persecución, accidentes de tránsito, F/A-18 Hornet, F/A-18C Hornet, F/A-18, EEUU