Widgets Magazine
14:40 GMT +320 Octubre 2019
En directo
    Soldados estadounidenses y filipinos se rinden a las tropas invasoras japonesas, en mayo de 1942, en la isla de Corregidor, Filipinas

    La conquista japonesa de Filipinas: ¿el peor desastre militar de Estados Unidos?

    © AP Photo / Associated Press
    América del Norte
    URL corto
    3110
    Síguenos en

    75 años después de la batalla de Corregidor, que significó la culminación de la campaña militar de Japón para conquistar Filipinas, National Interest (NI) analizó qué salió mal en la estrategia estadounidense.

    El 6 de mayo de 1942, en la fortaleza de la isla filipina Corregidor, el general estadounidense Jonathan Wainwright, comandante de las fuerzas aliadas en Filipinas, rindió la última guarnición de Estados Unidos en el país asiático a Japón, recordó Michael Peck, autor del artículo.

    Portaviones estadounidenses John C. Stennis y Ronald Reagan en el mar de Filipinas
    © REUTERS / U.S. Navy / Jake Greenberg
    Al cuestionarse acerca de las razones que llevaron a la rendición estadounidense frente a Japón en Filipinas, Peck consideró que "prácticamente todo" salió mal. Los problemas comenzaron con una "situación estratégica imposible", ya que Manila —la capital de Filipinas— estaba ubicada a apenas unos 3.000 kilómetros de Japón, pero a unos 8.000 km del puerto estadounidense de Pearl Harbor. Ya en la década de 1930, era obvio que en caso de una guerra, Filipinas quedaría aislada por la Armada japonesa y desprovista de refuerzos y de reabastecimiento.

    Según el Plan Naranja —plan de la Armada de EEUU para el caso de una guerra con el Imperio de Japón— la Marina de guerra estadounidense debería llevar a cabo un ataque impetuoso a través del Pacífico para ayudar a la guarnición filipina. La estrategia era arriesgada, pues las aeronaves y los submarinos japoneses reducirían significativamente la flota estadounidense con sus ataques. Al final, el ataque nipón a Pearl Harbor no dejó ninguna flota que pudiese venir al rescate de Filipinas.

    Lea más: ¿Para qué moderniza EEUU sus bases en Filipinas?

    Además, pese a que la Fuerza Aérea del Lejano Oriente poseía unas 300 aeronaves, solamente cerca de un tercio de ellas eran modernas, el resto eran aviones obsoletos, subrayó el columnista de NI. La flota asiática basada en Manila tenía solamente un puñado de naves, algunos submarinos más el 4.º Regimiento de Marines.

    Peck aclaró que pese a que nada de eso era culpa del general Douglas MacArthur, comandante supremo de las Fuerzas Aliadas en Filipinas, muchos otros problemas enfrentados sí fueran su responsabilidad. El autor destacó que no se llevaron a cabo preparativos esenciales de defensa, por ejemplo. A finales de 1941, los soldados de las FFAA norteamericanas y las tropas filipinas sumaban unas 130.000 personas. Sin embargo, los filipinos estaban mal entrenados y mal armados, destacó Peck.

    El 8 de diciembre de 1941 (el día siguiente al ataque a Pearl Harbor), una aeronave estacionada en la base aérea de Clark, en la isla filipina de Luzón, debería haber sido enviada para atacar aeródromos japoneses en Taiwán. Por otra parte, el mal tiempo retrasó el ataque nipón por cerca de 9 horas, lo que posibilitaría a las fuerzas estadounidenses capturar los aviones de Japón aun en el suelo, si MacArthur lo hubiera autorizado. Pero el comandante supremo no lo hizo. En su lugar, fueron los japoneses quienes encontraron la flota aérea estadounidense en el suelo y la diezmaron, privando así a los 'defensores' de su única oportunidad de interrumpir el inminente ataque por parte de Japón.

    Al percibir que se encontraba en una posición desventajosa, MacArthur movió a la mayor parte de sus tropas para defender la Península de Bataan, cerca de Manila. Cubierto por destacamentos estadounidenses y filipinos, incluyendo algunos tanques ligeros M3 Stuart, 80.000 soldados y 20.000 civiles llegaron a Bataan.

    Lamentablemente, el Plan Naranja pudo proporcionar suministros para sólo cerca de 43,000 soldados. Sin embargo, las tropas de Bataan lucharon valientemente e infligieron grandes pérdidas al lado nipón. Pero a menos que la Marina estadounidense pudiera resucitar instantáneamente los acorazados hundidos en Pearl Harbor, Filipinas ya estaba condenada.

    Los japoneses, con un gran apoyo aéreo, terminaron derrotando a los 'defensores' ya hambrientos y enfermos. La mayoría de los soldados aliados finalmente se rindió, pero unos pocos llegaron a Corregidor, defendidos por una combinación de soldados del Ejército, de la Armada y de tropas filipinas, que terminó entregándose el 6 de mayo, concluyó Peck.

    Además:

    Las Filipinas de Duterte, en una encrucijada entre EEUU y China
    Bloomberg: Filipinas dice adiós a EEUU y mira hacia China
    "Filipinas busca apoyo de China tras el conflicto con EEUU"
    EEUU y Filipinas realizarán patrullaje conjunto en el Mar de la China Meridional
    Etiquetas:
    Segunda Guerra Mundial, Guerra del Pacífico, The National Interest, Japón, Filipinas, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik