En directo
    América del Norte
    URL corto
    0 44
    Síguenos en

    El diario estadounidense Observer critica la situación que se da el país donde, pese al triunfo de Donald Trump, prosigue la 'batalla mediática' entre los distintos medios de EEUU, la mayor parte de los cuales sigue haciendo campaña a favor de la candidata vencida, escribe Michael Sainato.

    Parece que la prensa estadounidense pasa por alto el hecho de que el candidato republicano ya ha logrado la victoria y no hace falta dar tanto bombo a Hillary Clinton… salvo que esta actitud persiga desviar el debate alrededor de las reformas que tienen que producirse en el seno del partido demócrata, afirma el artículo de Observer.

    Los partidarios de Hillary siguen difundiendo sus viejos temores relacionados con Rusia —especialmente, con la persona de Vladímir Putin— y "las noticias falsas", que, según ellos, influyeron en las elecciones y son responsables de la derrota de la exsecretaria de Estado.

    En el espacio mediático estadounidense, se ha discutido agriamente sobre estas noticias que, según algunos, "se propagaban desde el Kremlin" para influir en los comicios presidenciales.

    "Los promotores de Clinton no necesitan pruebas, por el contrario, simplemente aluden a conspiraciones del Kremlin por todas partes, lo que es una excusa muy cómoda para los demócratas", afirma Sainato.

    Anteriormente, el viceministro ruso de Exteriores, Serguéi Riabkov, calificó de "absurdas" las declaraciones de las autoridades estadounidenses sobre la supuesta injerencia de Moscú en el proceso electoral del país norteamericano. Particularmente, Riabkov criticó las declaraciones del jefe de la Inteligencia norteamericana, James Clapper, quien había acusado al Kremlin de interferir.

    "Echándole la culpa a algún actor externo, los demócratas simplemente intentan eludir la responsabilidad de su derrota", señala Michael Sainato.

    Es la ignorancia ante las necesidades de la clase media y los trabajadores de a pie y su inclinación excesiva a los representantes de los grandes capitales lo que supone la verdadera causa de su derrota en la elecciones y no las conspiraciones externas, concluye el autor del artículo.

    Además:

    Trump se propone resolver crisis en Siria conjuntamente con Rusia
    El futuro gabinete de Trump: ¿más rico que el PIB de 100 países?
    ¿Comienza Trump a olvidar sus propias promesas?
    Etiquetas:
    medios de comunicación, Elecciones presidenciales en EEUU (2016), Donald Trump, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook