14:14 GMT +310 Diciembre 2019
En directo
    Hillary Clinton, ex secretaria de Estado de EEUU

    Hillary Clinton ayudó a poner fin al monopolio estatal petrolero en México

    © AP Photo / John Locher
    América del Norte
    URL corto
    0 14
    Síguenos en

    La ex secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton y dos colaboradores suyos que trabajan en el sector energético ayudaron a diseñar la reforma que puso fin al monopolio petrolero en México, según correos electrónicos de su cuenta privada hechos públicos por el Gobierno de EEUU.

    Los dos coordinadores que ayudaron en esta cuestión a la aspirante demócrata a la Presidencia como funcionarios de su despacho gubernamental, David Goldwyn y Cheryl Mills, ahora trabajan en el sector privado y pueden beneficiarse económicamente de las reformas energéticas que ayudaron a crear en México, indican los correos analizados por el portal Desmog y publicados el pasado de semana.

    Goldwyn fue el encargado de redactar el documento sobre la participación de la Coordinación Internacional de la Energía, vinculado al Departamento de Estado, en el proceso de apertura de la industria energética mexicana a la inversión privada.

    Más aquí: México reduce garantías exigidas a petroleras en histórica apertura de sector energético

    Los correos electrónicos que han sido analizados fueron puestos a disposición del público el 31 de julio por el Departamento de Estado y revelan detalles sobre los esfuerzos de Clinton —que ocupó la Secretaría de Estado de enero de 2009 a febrero de 2013- en el diseño de la iniciativa de reforma energética del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, que el Congreso de México aprobó en diciembre de 2013.

    Los correos de Clinton y sus colaboradores fueron almacenados de forma inusual para un alto cargo gubernamental en un servidor privado y revelan cómo ayudó a romper el monopolio de la industria petrolera y de gas establecido desde 1938 para la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), abriendo el país latinoamericano a compañías internacionales como Exxon Mobil, Chevron y BP.

    Goldwyn, que fue el primer Coordinador Internacional de la Energía nombrado por Clinton, en 2009, ahora dirige una empresa de la industria de petróleo y gas de consultoría llamada Goldwyn Estrategias Globales.

    El actual abogado de la industria petrolera en el bufete de abogados Sutherland Asbill y Brennan, quien trabaja en los centros de análisis financiados por la industria en el Consejo Atlántico y la Brookings Institution, utilizó su cuenta privada para los asuntos del Departamento de Estado relacionados con el tema energético de México.

    No está claro si Goldwyn utilizó su dirección de correo electrónico privado o del Departamento de Estado en otros casos, ya que Cheryl Mills, un alto asesor de Clinton en su gestión gubernamental, inició un correo electrónico que él respondió a su cuenta privada.

    Carlos Pascual, el embajador de EEUU en México entre agosto de 2009 y marzo de 2011, sucedió a Goldwyn como Coordinador Internacional de Energía y supervisó la creación de la Oficina de Recursos de Energía del Departamento de Estado.

    Pascual es miembro del Centro de Política Energética Global de la Universidad Columbia y también es vicepresidente de asuntos globales de la consultoría IHS, que cuenta con una unidad de evaluación de futuros en México en proyectos relacionados con refinación y transporte de hidrocarburos.

    Finalmente, en la correspondencia electrónica se menciona a Neil Brown, quien ahora trabaja en la firma de gestión de fondos Kohlberg Kravis Roberts, en la cual también se desempeña David Petraus, ex director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

    Como candidata demócrata a las primarias, Clinton anunció un ambicioso programa para implementar energías renovables y conseguir que EEUU produzca el 33% de su electricidad con energías limpias antes de 2027.

    El servidor informático que transmite y recibe mensajes de correo electrónico de Clinton —una cuenta privada que utilizaba exclusivamente para asuntos oficiales cuando era secretaria de Estado– está registrado en la casa de su familia en Chappaqua, Nueva York.

    La inusual práctica de un funcionario a nivel de Gabinete presidencial de usar su propio correo electrónico privado habría dado a Clinton un enorme control sobre determinados asuntos, al limitar el acceso a sus archivos de mensajes.

    Además:

    México ofrece campos petroleros al capital privado por primera vez en 77 años
    Decepción en México por resultado de primera licitación petrolera en 77 años
    México crea el primer centro de tecnología petrolera en aguas profundas
    Pemex descubre cuatro campos petroleros en costa del Golfo de México
    Etiquetas:
    CIA, monopolio, industria petrolera, petróleo, Pemex, Hillary Clinton, Cheryl Mills, David Goldwyn, México, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik