En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    La ley del aborto en Argentina (37)
    0 10
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — Doce horas de debate, con un trasfondo de quince años de lucha, concluyeron en la madrugada de este miércoles con una votación histórica en el Congreso de Argentina que una gran multitud siguió desde las inmediaciones de la sede legislativa.

    El Senado sancionó por 38 votos a favor, 29 en contra y una abstención la ley que autoriza la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) hasta la semana 14 de gestación.

    En los alrededores del Congreso, en la ciudad de Buenos Aires, miles de mujeres que habían soportado durante horas el bochorno de una jornada inclemente por el calor se fundieron en un abrazo colectivo y en un grito unánime de alborozo.

    Un haz de luz sobre la cúpula verde del parlamento exhibió la forma de un pañuelo para celebrar la sanción de la ley. Metros más abajo, el color que simboliza el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, relucía con orgullo sobre el cuerpo de las manifestantes.

    Antes y después

    Paola Contuci y Nadia Kamin fueron parte de este movimiento por un derecho reconocido en menos de 50 países.

    "Vinimos a hacer presencia porque hoy será un antes y un después con la sanción de la ley", dijo Nadia a Sputnik. "Es una cuestión de salud pública y será un cambio histórico. Cuando lo volvemos un debate moral y ético habrá quienes estén a favor y quienes no. Pero esto se trata de que dejen de morir mujeres".

    Nadia, de unos 40 años, deseó que cada vez más sean más los países que legalicen el aborto, "porque no hacer nada también es avalar". Su compañera Paula asintió al señalar que "cada vez hay muchísima más conciencia y registro por el otro".

    "Yo no vengo por mí, sino por las mujeres que necesitan esto y para cambiar el futuro de nuestros hijes", señaló, apelando al lenguaje inclusivo. "Sé que cada vez las mujeres jóvenes y me recuerdo a mí con esa edad que no tenía ni idea de nada. Los abortos ocurren, van a seguir ocurriendo y queremos darle un amparo a esas mujeres que puedan decidir sobre sus derechos".

    Senado avala el reclamo

    La marea verde por la legalización del aborto, que en los últimos años se hizo cada vez más multitudinaria, llegó así a las puertas del Congreso por segunda ocasión en la historia de esta nación sudamericana. Hace apenas dos años, la Cámara de Diputados daba media sanción al proyecto, pero este se dio de bruces en el Senado, donde fue rechazada por siete votos de diferencia.

    Con el Gobierno del presidente Alberto Fernández, que impulsó esta norma desde el Poder Ejecutivo, la cámara alta recapacitó su decisión de 2018 y finalmente la ley salió por nueve votos de ventaja, un triunfo que tuvo su resonancia en el clamor de las calles.

    La Cámara de Diputados había otorgado media sanción al proyecto el pasado 4 de noviembre por 131 votos a favor, 117 en contra y seis abstenciones después de 20 horas de debate. Con la incógnita de si el Senado avalaría la ley, una vigilia se mantuvo expectante hasta las 04.12 de la madrugada (07.12 GMT), cuando finalmente la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, como titular del Senado, anunciaba la sanción.

    El texto aprobado reconoce la objeción de conciencia, pero las clínicas que no tengan ningún profesional disponible para realizar la práctica están obligadas a garantizar el procedimiento con el traslado de la paciente a otro centro hospitalario que sí lo lleve adelante.

    En Argentina regía hasta ahora una reforma del Código Penal de 1921 que penaba el aborto con hasta cuatro años de prisión y que solo autorizaba la interrupción del embarazo en caso de violación o de que corriese peligro la salud integral o la vida de la mujer.

    Gabriela Figueroa, una mujer de 50 años que también siguió el debate a las afueras del Congreso, atribuyó al catolicismo y a la "cultura machista" la resistencia al proyecto.

    "Es otra de las cosas que se tiene que tratar en Argentina. La Iglesia siempre nos puso a las mujeres debajo de la sotana, aunque a los hombres también", razonó. "Hay que romper con cultura machista y patriarcal y destacar la importancia de la igualdad y la diversidad para que tengamos los mismos derechos que los varones".

    Esta argentina respondía así al papa Francisco, quien remarcó su rechazo a la legalización del aborto a horas de la votación que se daría en su país de origen. "El Hijo de Dios nació descartado para decirnos que toda persona descartada es un hijo de Dios", señaló el pontífice en un mensaje publicado en las redes sociales.

    En América Latina, solo Cuba y Uruguay, además de Guyana, contaban con una ley similar a la que ahora sancionó Argentina.

    Sin apenas estudios oficiales, hay que remitirse a un informe del Ministerio de Salud para dar cuenta de que en 2018 se registró la muerte de 257 mujeres gestantes, de las cuales 35, el 13,6 por ciento, fallecieron por un "embarazo terminado en aborto".

    Dentro de esta categoría, 19 de esos 35 fallecimientos se debieron a "aborto médico, otro aborto, aborto no especificado e intento fallido de aborto", mientras que como "aborto espontáneo" se identificó la muerte de otras tres mujeres. Éste fue uno de los argumentos esgrimidos durante las últimas semanas para defender la constitucionalidad de la ley, si bien se espera que los opositores a la IVE recurran a la justicia para tratar de revertir la resolución del Poder Legislativo.

    Tema:
    La ley del aborto en Argentina (37)
    Etiquetas:
    aborto, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook