En directo
    América Latina
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    CARACAS (Sputnik) — La Fiscalía venezolana informó que emitió una orden de aprehensión contra siete oficiales de seguridad costera de la ciudad de Güiria, en el estado Sucre (norte), tras el naufragio de una embarcación que dejó 28 muertos.

    "Luego de hacer las investigaciones de rigor, y de certificar que estas personas denunciaron este hecho, ante la fiscalía militar del lugar, hemos solicitado orden de aprehensión contra siete funcionarios de la estación de vigilancia costera de Güiria", señaló el fiscal general, Tarek William Saab.

    Saab explicó que previo al naufragio del bote, su propietario, Luis Alí Martínez, fue detenido el 9 de diciembre por funcionarios de la Guardia Nacional (componente de la Fuerza Armada) cuando traía a varias personas desde Trinidad y Tobago, y fue extorsionado.

    "Le habrían cobrado dinero en divisas, ellos solicitaron 4.500 dólares, para no reportar la detención al Ministerio Público, no es legal el zarpe clandestino sin control del Estado, traficando personas hacia Trinidad, o hacia cualquier otro Estado, entonces lo exterionaron", afirmó.

    Luis Alí Martínez tenía 3.500 dólares en efectivo y los 1.500 restantes se los cobraron a través del despojo de un motor de la embarcación.

    Los requeridos son:

    • el capitán Elio Betancourt Cova, comandante de la estación de vigilancia;
    • sargento mayor, Leonel Morillo Marcano;
    • sargento Neomar Sifontes Guerra;
    • sargento primero, Bryan Chirinos Velazquez;
    • sargento Mario Cortesi Ramos;
    • sargento Darven Sacarías;
    • el sargento Franel Moreno Bolaño.

    El ministerio Público decidió imputar a estas personas el delito de extorsión agravada.

    Además, se encuentran solicitados los ciudadanos Héctor Luis Martínez, Diego Andrés Martínez, Nelson Martínez, y Lisandro Planitez Sánchez, quienes se encuentran vinculados al caso.

    El fiscal detalló que entre las víctimas fatales del naufragio están dos hijos de Luis Alí Martínez.

    Por el momento, se encuentran detenidos Martínez y Luis Ramón López, el primero dueño de la embarcación que naufragó y el segundo propietario de la finca desde la que zarpó de forma ilegal.

    Ambos aprehendidos fueron presentados e imputados por la presunta comisión de tráfico ilegal de personas y asociación para delinquir, el primero en grado de autor y el segundo en grado de cooperador inmediato.

    El naufragio

    La noche del 6 de diciembre, un bote pesquero de nueve metros y medio, desprovisto de cabina, conocidos en Venezuela como peñeros, partió de Güiria, en el estado venezolanos de Sucre (noreste), con destinos a Trinidad y Tobago, situado a 100 kilómetros y unas cuatro horas de navegación.

    El pasado 13 de diciembre, los cuerpos de las víctimas comenzaron a llegar a suelo venezolano en avanzado estado de descomposición, y entre ellos se encontraban seis niños.

    Trinidad y Tobago se ha convertido en uno de los principales destinos a los que decenas de venezolanos han migrado por su cercanía con el noreste del país, lo que lo hace más económico, y por su usual conexión comercial que les permite tener en común algunas costumbres.

    El Gobierno trinitario ha asegurado que muchos venezolanos acceden de forma ilegal por sus aguas, e indicó recientemente que sus fronteras están cerradas.

    Además, ha desoído los llamados de la Organización de Naciones Unidas que le piden no regresar a los migrantes en botes porque ponen en riesgo su vida.

    Etiquetas:
    naufragio, captura, Venezuela, Tarek William Saab
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook