En directo
    América Latina
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El Gobierno de México expresó su complacencia por la aprobación del Senado mexicano del proyecto de decreto del Acuerdo de Escazú, primer tratado regional ambiental de América Latina y el Caribe, que completó de esta manera el respaldo requerido de once países para entrar en vigor.

    "México firmó el Acuerdo de Escazú en septiembre de 2018 y con su ratificación, contaría con la aprobación de once países de los 33 que componen la región, y entraría en vigor en el día 90 contado a partir de la fecha en que haya sido depositada la undécima firma de aceptación", señala la Secretaría Federal de Medio Ambiente y Recursos Naturales en un comunicado.

    La aprobación del Poder Legislativo, que habilita el pacto ecológico internacional, "representaría un hecho histórico para el país y para Latinoamérica, ya que este acuerdo constituye un instrumento multilateral sin precedentes en la región que beneficia a las poblaciones más vulnerables", dice el posicionamiento.

    Patagonia chilena
    © Foto : Gentileza Ministerio Bienes Nacionales de Chile
    El pacto regional sobre "acceso a la información, la participación pública y el acceso a la justicia en asuntos ambientales" en América Latina y el Caribe, conocido como Acuerdo de Escazú, "representa una oportunidad para México y el mundo de fortalecer la participación ciudadana en las políticas ambientales", dice el comunicado oficial.

    La cartera del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador reitera su "compromiso de seguir trabajando para garantizar el derecho humano a un medio ambiente digno y sano para todas y todos los mexicanos", que será remitido al Ejecutivo para su promulgación.

    El Acuerdo de Escazú es el único en su tipo vinculado a la protección ambiental con la defensa de los derechos humanos y su implementación representa "una gran oportunidad de consolidar la política ambiental hacia una mayor participación de la ciudadanía en la toma de decisiones y acceso a una justicia ambiental", dice esa instancia gubernamental.

    La adopción de este acuerdo suma "al desarrollo sostenible, con especial cuidado en la atención de personas y grupos en situación de vulnerabilidad".

    Asimismo, Escazú establece la voluntad de los estados miembros de "proteger a las personas, grupos y organizaciones que promueven y defienden los derechos humanos en asuntos ambientales, de modo que puedan realizar sus actividades sin amenazas, restricciones e inseguridad".

    Las autoridades mexicanas expresan su empeño en garantizar el derecho de los ciudadanos a "respirar aire puro" y a que "dispongan de agua cristalina, utilicen energía limpia, consuman alimentos sanos y vivan en un hábitat seguro".

    CEPAL y ACNUDH

    La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) también celebraron la ratificación del Senado de México del Acuerdo de Escazú, que completa así el respaldo requerido de once países para entrar en vigor.

    Las representaciones de ambos organismos "reconocen a quienes impulsaron la ratificación y alientan a la implementación a la mayor brevedad posible de las previsiones contenidas en el acuerdo sobre la participación social en los procesos de toma de decisiones ambientales y el acceso a la justicia en asuntos ambientales", indica un comunicado conjunto. 

    Escazú es el único acuerdo vinculante emanado de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Río+20), el primer acuerdo regional ambiental de América Latina y el Caribe, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

    El acuerdo fue adoptado el 4 de marzo de 2018 y firmado por 24 países, incluido México, cuya ratificación legislativa completa la lista de onces países necesarios para su entrada en vigor.

    Etiquetas:
    acuerdo, ratificación, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook