En directo
    América Latina
    URL corto
    0 101
    Síguenos en

    El presidente de Argentina, Alberto Fernández, incriminó al Gobierno boliviano por maltratar a legisladores argentinos a su llegada a La Paz pese a ser invitados por la Asamblea Legislativa del país andino para actuar como veedores en las elecciones generales y por violentar y detener a uno de ellos, el diputado Federico Fagioli.

    "Es directa responsabilidad del gobierno de facto de Jeanine [Áñez] preservar la integridad de la delegación argentina", advirtió el mandatario a través de las redes sociales.

    ​El jefe de Estado se refirió a los agravios que sufrieron los legisladores de la coalición gobernante Frente de Todos en la noche del 16 de octubre, quienes "fueron maltratados al llegar a La Paz para cumplir con sus tareas de veedores de las elecciones del próximo domingo [el 18 de octubre]".

    La Cancillería argentina, en el mismo sentido, exigió al Gobierno transitorio boliviano que "el Gobierno de facto de Jeanine Áñez se haga responsable por la detención ilegal de Federico Fagioli".

    ​La sede diplomática también acusó al Ejecutivo boliviano de provocar el ataque de asma que tuvo un funcionario de la Embajada argentina, Lucas De María, en medio del conflicto. 

    Invitados por Bolivia

    Tres diputados, un senador y una diplomática fueron invitados por la presidente de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia, Eva Copa, para participar como observadores en las elecciones generales que se celebrarán el 18 de octubre.

    A su llegada al aeropuerto de El Alto, el diputado Federico Fagioli fue retenido y violentado y le fueron retiradas sus pertenencias.

    "Este es otro claro ejemplo de la avanzada de la derecha sobre las democracias en nuestro continente", sostuvo el legislador en las redes sociales al contar lo sucedido.

    ​La diputada oficialista Paula Penacca, también invitada como veedora en los comicios, alertó de que su compañero había sido detenido y acusado de haber cometido crímenes de lesa humanidad y mostró el documento del puesto de control migratorio aeroportuario que así lo acreditaba.

    Reacciones del MAS

    El candidato presidencial del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, repudió "la violencia y malos tratos ejercidos por el Gobierno de facto de Áñez contra los legisladores argentinos que fueron invitados por la Asamblea Legislativa Plurinacional".

    "Exigimos al Gobierno de facto que respete los derechos de las personas que conforman las delegaciones y misiones internacionales que llegan, y están en Bolivia, para acompañar y velar por la transparencia en el proceso electoral", conminó.

    También el expresidente Evo Morales (2006-2019), desde su refugio en Buenos Aires, condenó el maltrato que recibió la delegación argentina tras aterrizar en Bolivia.

    "Ante la mirada de la comunidad internacional, el Gobierno de facto amenaza, persigue e impide con violencia ingreso de observadores para elecciones del 18 de octubre procedentes de varios países, cuya presencia es una garantía de transparencia electoral", recriminó Morales.

    El presidente del MAS también advirtió que el Tribunal Superior Electoral de Bolivia "tiene la misión histórica con el país de garantizar elecciones democráticas, libres y transparentes para retornar a la democracia con cada uno de los votos de los bolivianos".

    Más de siete millones de bolivianos están llamados a las urnas el 18 de octubre para renovar el Gobierno y el parlamento, en la culminación de un largo proceso con el que se intenta reponer el orden constitucional. 

    Etiquetas:
    elecciones, Bolivia, Argentina, Alberto Fernández
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook