En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    1140
    Síguenos en

    La titular del Consejo Nacional de Ciencia y tecnología alertó que además del alto consumo de azúcares, la diabetes en México también está asociada a la exposición a tóxicos en los alimentos y en el ambiente.

    Según explicó la doctora en Botánica María Elena Álvarez-Buylla, México sufrió un cambio radical en su estructura alimentaria así como en su capacidad de ser soberano en cuanto a la producción de su alimentación tras el Tratado de libre comercio que entró en vigencia en el año 1994.

    "La herencia neoliberal se puede resumir señalando la destrucción del sistema agro-alimentario en México, encontramos un sistema de precariedad alimentaria, mala salud y deterioro ambiental", sostuvo la científica.

    Este cambio sustancial en la forma en que México produce y sostiene la alimentación de su población, de acuerdo con la doctora, estuvo sobre todo vinculado con el crecimiento de la importación de maíz amarillo industrializado, sobre todo, proveniente de Estados Unidos.

    "Estas políticas en el ramo agropecuario cobraron una importancia muy fuerte por las condiciones del Tratado de libre comercio, y con ello se provocó una serie de alteraciones en la salud de la población, el sistema agro-alimentario y produjo un crecimiento inédito en la importación del herbicida glifosato", explicó la científica.

    El Gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador ha sido el primero en el continente en proponer una ruta crítica para el abandono del uso del glifosato en los campos agrícolas mexicanos en 2024, pero con la salida del puesto del Secretario de Medio Ambiente Víctor Toledo no se tiene certeza aún cómo continuará este proceso.

    Diabetes por contaminación

    Álvarez-Buylla fue una de las autoras de unas de las principales investigaciones en torno a la presencia de alguna secuencia transgénica en 82% de los alimentos industrializados de venta al público, así como en el 90,4% de las tortillas industriales analizadas.

    Este análisis fue el primero en hacerse de manera masiva que abrió la puerta para comparar la calidad de las tortillas hechas a partir de maíz nativo, con harina nixtamalizada, y aquellas que son hechas a partir de maíces industriales.

    "Otro estudio reciente comparó la calidad nutritiva de las tortillas a partir de la comparación del maíz nixtamalizado con las de maíz industrial y reveló que las primeras tienen cualidades nutricionales superiores", señaló la científica.

    Así, explicó, las tortillas hechas a partir de harina nixtamalizada de maíces mexicanos tiene un mayor contenido de proteínas, fibras, ácidos grasos de cadena intermedia y antioxidantes que previenen enfermedades crónico-degenerativas que son la gran epidemia silenciosa en el país. Las tortillas criollas tienen "menor contenido de almidones diabetogénicos que engordan pero no nutren", explico.

    "El maíz criollo no sólo alimenta, también cura", afirmó.

    Sin embargo, la principal revelación hecha por la científica, fue la mención a una mayor incidencia de la mortalidad a causa de diabetes por una causa ambiental, aparte de la motivada por la ingesta de alimentos pobres nutricionalmente.

    La pandemia de COVID-19 en México evidenció como la masificación de la diabetes provocó una alta mortalidad por el nuevo coronavirus.

    "Un porcentaje alto de la mortalidad está asociado a la mala alimentación y la diabetes es la principal enfermedad en su impacto en la mortalidad, pero también está asociada a la exposición a tóxicos", explicó.

    Álvarez-Buylla sostuvo que las regiones de México que están más expuestas a factores contaminantes debido a las actividades industriales que allí se realizan, están asociadas también a un mayor impacto de la diabetes causada por esta exposición química.

    "Además de la alimentación insalubre por un exceso de azúcares y otros componente diabetogénicos, la exposición a tóxicos en el ambiente y en los alimentos, también produce una mayor mortalidad por diabetes", concluyó.

    Etiquetas:
    Diabetes, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook