En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    SANTIAGO (Sputnik) — El Gobierno de Chile decidió no adherir al pacto de protección al medio ambiente de Escazú, argumentando que su terminología ambigua puede condicionar la legislación ambiental interna del país.

    "Es inconveniente la suscripción del Acuerdo de Escazú atendida la ambigüedad y amplitud de sus términos", señaló el Ejecutivo a través de un documento dado a conocer por el diario local La tercera.

    El documento de argumentación elaborado por la Cancillería y por el Ministerio de Medio Ambiente consignó que "la obligatoriedad de las normas del pacto y su eventual autoejecutabilidad, prevalecerán por sobre la legislación medioambiental interna, generando una creciente judicialización de los procedimientos ambientales".

    Asimismo, el Gobierno señaló que este acuerdo podría exponer a Chile a demandas internacionales ante organismos como la Corte Internacional de Justicia o ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

    La decisión del Ejecutivo se tomó a pesar de las presiones de la oposición y de las organizaciones civiles y medio ambientales del país para que el mandatario firmara el acuerdo.

    A su vez, los líderes de la oposición política de Chile rechazaron la postura del Ejecutivo que zanjó finalmente no adherir al pacto ecológico de Escazú.

    "Chile no firma acuerdo de Escazú que lideró el primer Gobierno de Sebastián Piñera [2010-2014] y que explícitamente apoyó en el actual. Al argumento sin fundamento que suscribirlo arriesgaría demanda de Bolivia, se sumaron otras consideraciones que no son más que excusas. Piñera debió haberse disculpado", escribió el presidente del Partido Por la Democracia (centroizquierda), Heraldo Muñoz, en su cuenta de Twitter.

    ​Asimismo, el diputado del Partido Ecologista Verde (izquierda), Félix González, señaló a través de la misma red social que la razón real del Gobierno para no adoptar el pacto es que "le da garantías a las comunidades por sobre los intereses empresariales, y este es un Gobierno de empresarios".

    ​Daniel Jadue, alcalde de la comuna de Recoleta (centro) y líder del Partido Comunista, tuiteó que el hecho de que Chile se niegue a firmar es "un bochorno internacional".

    ​El tratado de Escazú adoptado en Costa Rica en marzo de 2018 fue firmado por 22 países y su objetivo es garantizar los derechos ambientales, fortalecer la capacidad de cooperación en temas de medio ambiente y fomentar el desarrollo sustentable, con miras a minimizar los efectos del cambio climático.

    El Gobierno de Piñera no firmó el tratado en 2018, lo que generó sorpresa y rechazo en la oposición debido a que Chile y Costa Rica lideraron juntos las negociaciones para concretar el acuerdo.

    Etiquetas:
    ecología, medioambiente, acuerdo, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook