En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    BOGOTÁ (Sputnik) — Un grupo de manifestantes encapuchados se enfrentó con integrantes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) en inmediaciones de la céntrica Plaza de Bolívar, en el marco de una manifestación pacífica convocada por el Comité Nacional del Paro para rechazar la violencia policial y la ola de masacres, entre otros reclamos.

    "El Gobierno Nacional respeta la manifestación pacífica, pero no puede permitir la violencia y el vandalismo. Policía de Colombia actuó para proteger a los ciudadanos, así como la infraestructura pública y privada ante los actos vandálicos y violentos en la Plaza de Bolívar" y en calles aledañas, indicó el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, a través de su cuenta de la red social Twitter.

    ​Según Trujillo, los "vándalos", que en este momento se desconoce si hacían parte de la manifestación o si se infiltraron en la misma para generar caos, rompieron algunos adoquines de la Plaza de Bolívar "para lanzarle pedazos de concreto a los integrantes de la Policía", por lo que reclamó que subrayó que "eso no es manifestación pacífica" y reclamó que "la calma y el orden deben imperar".

    Asimismo, Trujillo señaló que los encapuchados ingresaron de manera violenta a una entidad financiera en el centro de Bogotá, por lo cual el Esmad reaccionó "para restablecer el orden".

    Imágenes que circulan en redes sociales y en la prensa local muestran a grupos de jóvenes encapuchados mientras lanzan piedras y objetos contra organismos estatales y contra los agentes del Esmad, quienes reaccionan con gases lacrimógenos y camiones lanzadores de agua para tratar de dispersarlos.

    La convocatoria para la manifestación del lunes fue realizada por el Comité Nacional del Paro -integrado por centrales obreras, organizaciones sociales, educadores y líderes estudiantiles- y se realizó de manera pacífica en buena parte de las principales ciudades del país y bajo medidas de bioseguridad debido a las restricciones que aún rigen por la pandemia de COVID-19.

    Sin embargo, en este momento miles de ciudadanos caminan hacia sus hogares en varios puntos de Bogotá debido a bloqueos en las vías del sistema de transporte masivo Transmilenio, que más temprano anunció que prestará su servicio hasta las 20.00 hora local (01.00 GMT del martes) y que ya ha cerrado algunas de sus estaciones debido a las manifestaciones.

    Estas manifestaciones tienen como objetivo rechazar el exceso policial tras la muerte del estudiante de Derecho y taxista Javier Ordónez, de 45 años, en hechos ocurridos el pasado 9 de septiembre en Bogotá y que derivaron en manifestaciones violentas durante dos días, principalmente en la capital del país, en las que murieron catorce personas y 300 más resultaron heridas.

    Asimismo, buscan exigir una reestructuración de la Policía Nacional y la renuncia de Trujillo.

    Los manifestantes también buscan llamar la atención del Gobierno central sobre las masacres que se presentan en el país, y que en lo corrido del presente año suman ya 60, la última de ellas el domingo en el departamento del Cauca (suroeste), donde murieron seis personas.

    Entre las reclamaciones hechas durante la jornada también se incluyó el préstamo que por 370 millones de dólares ofreció el Gobierno a Avianca en el marco de la reestructuración que realiza la aerolínea amparada en el Capítulo 11 de la ley de bancarrota de Estados Unidos, a la cual se acogió en mayo pasado.

    El Comité Nacional del Paro es recordado por coordinar las movilizaciones que en noviembre último se dieron de manera frecuente en todo el país en protesta por medidas tomadas por el Gobierno central.

    Etiquetas:
    Bogotá, violencia policial, protestas, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook