En directo
    América Latina
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    SAN SALVADOR (Sputnik) — El exmilitar guatemalteco Gilberto Jordán, extraditado desde Estados Unidos en marzo pasado por su presunta participación en una masacre de 1982, será finalmente procesado por crímenes de lesa humanidad, informaron medios locales.

    "La jueza Claudette Dominguez decidió ligar a proceso al kaibil Gilberto Jordán, luego de considerar que los testimonios de sobrevivientes de la masacre de las Dos Erres, cometida en diciembre de 1982, son indicios suficientes para que el acusado enfrente a la Justicia en un proceso formal", reportó el portal informativo Prensa Comunitaria.

    La matanza de Dos Erres fue perpetrada en la aldea homónima del departamento Petén (norte), donde un grupo de elite de las Fuerzas Armadas conocido como Los Kaibiles mató en diciembre de 1982 a más de 200 personas sin distinción de edad o sexo.

    Domínguez, quien preside el Juzgado de Mayor Riesgo A, fundamentó su decisión en que dos testigos de la referida matanza identificaron a Roldán, de 64 años, quien era cabo especialista de la mencionada patrulla de elite.

    El imputado permanecerá en prisión hasta la próxima fase del proceso, prevista para el 17 de noviembre, y será evaluado periódicamente por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses, agregó Javier García, abogado del Bufete Jurídico de Derechos Humanos.

    La defensa buscó una medida alterna a la cárcel, pero le fue negada porque no hay ninguna establecida para el crimen de asesinato.

    El acusado estuvo prófugo de la justicia guatemalteca durante 20 años, la mitad de los cuales los pasó en una prisión federal del estado de Florida, Estados Unidos, por mentirle a las autoridades migratorias sobre su pasado como militar para obtener una residencia.

    Jordán admitió ser uno de los 20 militares de Los Kaibiles que llegaron a Dos Erres en busca de guerrilleros y, al no encontrar armas, comenzaron a matar a la población y a violar a mujeres y niñas antes de asesinarlas.

    Otros dos integrantes de Los Kaibiles ya habían sido deportados por Estados Unidos para responder por sus crímenes de guerra: Pedro Pimentel Ríos en 2011 y Santos López Alonso en 2016, sentenciados a 6.060 y 5.160 años de cárcel, respectivamente.

    A finales de enero pasado también fue detenido por el Ministerio Público el expolicía Francisco Cuxum, también deportado por Estados Unidos, debido a la violación sistemática, entre 1981 y 1985, de una treintena de mujeres de la etnia maya Achi.

    Según la Comisión para el Esclarecimiento Histórico, apoyada por las Naciones Unidas, unas 200.000 personas murieron y otras 45.000 desaparecieron durante la guerra civil en Guatemala (1960-1996), la gran mayoría de ellas indígenas mayas.

    La Comisión documentó unas 625 masacres perpetradas por la Fuerza Armada en Guatemala, 420 de ellas ocurrieron entre 1982 y 1983 durante la dictadura del general Efraín Ríos Montt. 

    Etiquetas:
    masacre, juicio, Guatemala
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook