En directo
    América Latina
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, dijo a los medios que no abrirá las fronteras hasta que en Brasil no se aplane la curva de contagios por COVID-19.

    "Hasta que no se empiece a aplanar la curva en el Brasil no se abrirán las fronteras; tenemos la obligación moral de cuidar a nuestro pueblo", dijo Abdo Benítez, informó el diario local ABC Color.

    El mandatario señaló que el Gobierno está construyendo varias herramientas para tratar de mover un poco la economía, como el intento de hacer pasar las mercaderías respetando los protocolos sanitarios.

    Pruebas de la vacuna contra el COVID-19 (archivo)
    © Sputnik / Servicio de Prensa del Ministerio de Defensa de Rusia
    "Nosotros somos los que más ganas tenemos que abrir la frontera para reactivar la economía principalmente de las ciudades en la frontera donde estamos construyendo estrategias para la contención social, pero vean ustedes lo que está pasando; Ciudad del Este es una de las ciudades donde hay más casos", expresó.

    Las fronteras se encuentran cerradas desde el 24 de marzo por una resolución presidencial para evitar la expansión masiva del COVID-19.

    "No tenemos industria, tenemos un frigorífico que probablemente va a funcionar en 15 días (...), las compras no se pueden abrir (...), no sabemos realmente qué podemos hacer, la única salida es abrir la frontera, pero no se puede", agregó.

    Paraguay tiene 4.000 casos confirmados y 36 fallecidos, mientras que el número de pacientes con el virus activo es de 1.573, de los cuales 533 se encuentran en el departamento fronterizo de Alto Paraná.

    Etiquetas:
    pandemia, pandemia de coronavirus, fronteras, coronavirus, Paraguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook