13:52 GMT27 Septiembre 2020
En directo
    América Latina
    URL corto
    El coronavirus en Uruguay (132)
    0 11
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — La aparición en Montevideo de pequeños brotes de COVID-19 de los que se desconoce su origen, muestra que en la capital uruguaya existe ya circulación comunitaria del nuevo coronavirus, dijo a Sputnik el médico pediatra Álvaro Galiana, integrante del Grupo Asesor Científico Honorario del Gobierno.

    "Ya hay circulación comunitaria, porque siguen apareciendo pequeños brotes y hoy el número importante que tenemos en situación viral es Montevideo, y no necesariamente es vinculado con el interior del país", dijo Galiana, quien también es jefe del Servicio de Infecto contagiosos del Centro Hospitalario Pereira Rossell.

    Días atrás se registró un brote de casos en la mutualista Médica Uruguaya, en Montevideo, y al menos otros dos centros de salud de la capital uruguaya registraron casos de COVID-19 entre sus médicos, enfermeros, funcionarios y trabajadores de servicios de acompañantes.

    Asimismo, en las últimas semanas se han confirmado brotes en varias partes del interior del país, sobre todo en la frontera con Brasil.

    Galiana consideró que los "grandes peligros" para Uruguay son su frontera con Brasil, o que el virus llegue a los hogares de ancianos o a las familias más vulnerables en términos económicos.

    "El problema es que afecte a las áreas más vulnerables; ese es el gran temor", remarcó.

    En el último mes, Uruguay pasó de tener unos pocos casos activos, a contar 99 el 19 de julio, según los datos oficiales.

    No a la cuarentena

    El 19 de julio el presidente Luis Lacalle Pou dijo a La Nación+, el espacio televisivo del histórico diario argentino, que pese a los nuevos brotes de COVID-19 registrados en las últimas semanas, en Uruguay no habrá un confinamiento obligatorio, como sí se decretó en Argentina.

    Galiana coincidió con el mandatario, señalando que Uruguay posee una "buena" disponibilidad de diagnóstico y de camas, por lo que solo las personas que tienen COVID-19 tienen que realizar la cuarentena.

    "Se disponen ciertas acciones para evitar diseminaciones sin tener que recurrir a las cuarentenas obligatorias, porque eso también genera un problema de salud y no necesariamente vinculado al coronavirus; hay que tener en cuenta todas las perspectivas, no solo es el COVID-19, es el problema del hambre", reflexionó el especialista.

    Galiana adelantó que la situación que vive Uruguay se va a mantener por muchos meses, ya que se registrarán aumentos y descensos en el número de casos.

    "No vamos a llegar a cero ni vamos a llegar a tener 50, 100 o 200 infectados todos los días; Uruguay está en muy buena situación a pesar de los brotes que surgieron, por eso se pueden mantener las actividades laborales", aseguró el médico.

    En las últimas semanas, distintos medios latinoamericanos destacaron a Uruguay como "el oasis de la pandemia", "el modelo del continente" y "el país que está venciendo al COVID-19".

    Protocolo

    El profesor adjunto de la cátedra de Enfermedades Infecciosas y coordinador del comité de contingencia de COVID-19 de la mutualista Médica Uruguaya, Henry Albornoz, ya había dicho que el "brote está bajo control" y aseguró que no se encontraron fallas en los protocolos sanitarios.

    Sin embargo, Galiana remarcó que el Ministerio de Salud ha advertido respecto a que se ha bajado la guardia y no se han mantenido los protocolos sanitarios.

    "No sé concretamente lo que sucedió en la Médica Uruguaya, pero lo más probable es que hubo fallas en el protocolo; si uno es estricto con las medidas, hemos aprendido que se puede bajar la circulación viral", aseguró.

    Apertura

    Pese a que en general la actividad en Uruguay se está desarrollando dentro de cierta normalidad en muchos rubros, incluido el gastronómico, una de las principales críticas al Gobierno viene de parte de los trabajadores de la música y el teatro, que todavía no han podido retomar sus labores, salvo casos excepcionales.

    Al respecto, Galiana explicó que el virus se puede trasmitir más fácil en un concierto o una obra de teatro que, por ejemplo, en un restaurante.

    "Si yo con mi señora y mi hija voy a un restaurante, con cierto distanciamiento de otras personas, (y) el personal que me atiende se pone el tapabocas, no debería ser el sitio más complejo; en cambio, en un teatro es más fácil la transmisión, las personas suelen ir sin tapabocas y están muy cerca las unas con las otras", explicó.

    Sin embargo, señaló que, si se hisopa sistemáticamente, se utilizan los tapabocas y se respetan las distancias, se podrían abrir los teatros.

    Con respecto al uso del transporte público, Galiana afirmó que es "potencialmente peligroso" que los ómnibus viajen con su capacidad colmada.

    En Montevideo es común, durante las horas pico de ingreso y salida de los trabajadores, temprano en la mañana y a fines de la tarde, que los buses circulen por la ciudad desbordados de gente, sin distanciamiento entre las personas y en algunos casos con pasajeros que no usan tapabocas.

    "Hay que tratar de mantener buena ventilación y que todo el mundo use sí o sí tapabocas", remarcó el especialista.

    Juan Salgado, presidente de la empresa Cutcsa, la mayor compañía de ómnibus de transporte público capitalino, se reunió con autoridades del Gobierno y reconoció que a pedido de Presidencia aumentarán las frecuencias en las horas pico para ayudar al distanciamiento social en los buses.

    Desde que se declaró la emergencia sanitaria el 13 de marzo, en Uruguay se han procesado 88.616 test y se han registrado 1054 casos positivos de coronavirus.

    De ese total, 922 ya se recuperaron y 33 fallecieron.

    Tema:
    El coronavirus en Uruguay (132)
    Etiquetas:
    coronavirus en América Latina, pandemia de coronavirus, coronavirus, COVID-19, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook