En directo
    América Latina
    URL corto
    Por
    0 195
    Síguenos en

    SANTIAGO (Sputnik) — El 18 de mayo, el Gobierno de Chile cotizó a través de una licitación una serie de productos gourmet para los eventos de Presidencia, como caviar de salmón, mousse de pato y otras delicatessen. Ese mismo día, los pobladores pobres de Santiago protestaron en las calles por la falta de alimentos durante la pandemia de COVID-19.

    "Que coman pasteles", habría dicho la reina María Antonieta al enterarse que los campesinos franceses no tenían trigo ni harina para hacer pan.

    El 23 de junio de 2020, más de 200 años después, la reina y su frase fueron trending topic en Chile debido a una polémica revelación.

    El diario chileno La Segunda evidenció que el Gobierno, a solicitud de los reposteros de Presidencia, se adjudicó una licitación para comprar comida con un presupuesto de 122.000 dólares. Entre los productos cotizados en la lista había varios de alta cocina, muy costosos.

    Lo paradójico fue que la licitación se adjudicó el 18 de mayo de 2020, el mismo día que los vecinos de El Bosque, una de las comunas más pobres de Santiago, salieron a las calles a pesar de la cuarentena por el coronavirus, protestando por el hambre y el abandono de las autoridades.

    Menú premium

    Entre los productos más sofisticados que cotizó Presidencia se puede encontrar: dos kilos de paté de jabalí, a 87 dólares; un pote de dos kilos de queso ciliegine (un tipo de queso mozzarella que se obtiene de la leche de búfala), a 104 dólares, y dos kilos de mousse de pato en block, por 80 dólares.

    Además, se cotizaron otros productos como caviar de salmón, caviar de trucha y otras comidas de un menú gourmet.

    La oposición saltó en masa a criticar la licitación. Incluso, algunos diputados del Partido Demócrata Cristiano (centroizquierda) anunciaron que acudirán a la Contraloría General de la República para investigar la legalidad del hecho.

    Sin embargo, el Gobierno salió a aclarar la situación a través de un comunicado, asegurando que los productos gourmet señalados no han sido adquiridos. Presidencia aseguró que el listado sólo es una licitación para acordar precios en el caso de que estos productos se requieran para algún menú, pero que no está obligado a adquirirlos.

    "Los principales ítems adquiridos hasta la fecha son quesos, tomates, jamón y mantequilla", añadió el Ejecutivo.

    Hambre y protesta

    Mientras los encargados de la cocina del Palacio de La Moneda analizaban los ingredientes necesarios para la elaboración de sus platos, el 18 de mayo, varias familias de la comuna de El Bosque, en el sector sur de Santiago, rompieron la cuarentena y salieron a las calles.

    Casi un centenar de personas puso en riesgo su salud para clamar ayuda de las autoridades. Alegaron que debido al encierro no podían trabajar, y tampoco tenían beneficios ni ayuda fiscal que les permitiera mantener a su familia. Ese mismo día el Gobierno anunciaba que los contagiados con coronavirus habían aumentado a 46.059 y las víctimas, a 478.

    "Tenemos hambre", fue la consigna de esa y muchas otras manifestaciones que le siguieron a la movilización de El Bosque. Varios días duró la ola de protestas en los sectores más populares de la capital chilena, como Maipú (sector oeste de Santiago), Puente Alto (sector sur), La Florida (sur), La Pintana (sur) y otras.

    Sin embargo, los vecinos de El Bosque y la mayoría de la gente que salió a protestar durante el mes de mayo fueron reprimidos por Carabineros (policía militarizada) y dispersados en varias oportunidades con agua y gas lacrimógeno.

    La oposición acusó que la policía utilizó una "fuerza desmedida" y criticó al Gobierno.

    "El hambre no se puede reprimir", dijo el diputado del partido Convergencia Social (izquierda) Gabriel Boric, en una conferencia de prensa.

    Actualmente, Chile es el séptimo país del mundo con más casos de coronavirus, con más de 250.000 contagios. Además, más de 4.500 personas han fallecido.

    Las críticas a la gestión del Gobierno de Sebastián Piñera durante la crisis generaron la salida del ministro de Salud, Jaime Mañalich, el pasado 13 de junio.

    Por si fuera poco, el lunes 22 de junio, la justicia declaró admisible una querella criminal por cuasidelito de homicidio contra Piñera y Mañalich por su eventual responsabilidad en las muertes durante la pandemia.

    Como escribió un usuario de Twitter: "Por menos fue la revolución francesa".

    Etiquetas:
    pobreza, coronavirus, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook